Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia cortará Internet a los 'piratas', que seguirán pagando su factura

El punto más polémico de la norma es el relativo a las sanciones previstas contra los internautas que se descarguen archivos de forma ilegal. Para ellos, establece un dispositivo progresivo de sanciones que llega hasta la suspensión del acceso a Internet durante dos años, sin que por ello el afectado deba dejar de pagar ese servicio.
La ley establece la creación de una Alta Autoridad para la Difusión de Obras y la Protección de Derechos sobre Internet (HADOPI). Este organismo, formado por nueve miembros elegidos por el Ejecutivo para un mandato de seis años, será el encargado de dictar las sanciones contra los piratas.
En un primer momento, enviarán una advertencia por Internet, a la que seguirá, en caso de que se sigan descargando contenidos protegidos, una segunda por carta certificada. A la tercera caerá la sanción, que puede ir desde los seis meses a los dos años de suspensión del acceso a la red.
Este punto choca con una enmienda aprobada por el Parlamento Europeo el pasado día 6, que establece que el corte del acceso a la red sólo puede dictarse después de que exista una decisión judicial.
La nueva ley cuenta con el apoyo mayoritario de los artistas franceses, que la consideran un buen instrumento para proteger los derechos de autor. Pero la comunidad de internautas la ve arcaica y ha comenzado ya a utilizar ingenios informáticos para esquivarla.
Al tercer aviso, corte de Internet
En contradicción con el Parlamento Europeo
La ley tendrá que ser aprobada el miércoles por el Senado, que ya le dio su visto bueno en una primera lectura en el estado actual. La polémica norma se ha aprobado tras un maratón parlamentario que comenzó el 11 de marzo, cuando el proyecto fue presentado en Consejo de Ministros. El pasado 9 de abril, la oposición socialista logró rechazar el texto en una primera lectura, al movilizar a sus diputados en un momento en el que buena parte de los de derechas estaban ausentes. MLS