Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google Earth para buscar El Dorado

El hombre sigue buscando El Dorado cinco siglos después. La ciudad donde supuestamente una antigua civilización americana escondió todo su oro de la codicia de los conquistadores es el centro de la investigación de Martti Parssinen y Alceu Ranzi. El lugar donde pudiera estar la mítica ciudad se encuentra en la selva amazónica en un punto entre la frontera que separa Bolivia y Brasil. Los investigadores cuentan con Google Earth para "peinar" la jungla y desentrañar la leyenda.
La búsqueda de El Dorado fue el sueño de muchos conquistadores que cruzaron el oceáno para hallar la ciudad hecha de torres de oro y templos de piedras preciosas, que los volvería ricos y famosos.
Sin embargo, solo encontraron hambre, enfermedades y la muerte. En el siglo XX, el coronel Percy Fawcett dedicó su vida a buscar la ciudad sagrada con la tesis de que en alguna parte de la selva amazónica existió un enclave de una civilización anterior a los incas.
Sin embargo, el militar británico desapareció en 1925 tragado por la jungla. Casi un siglo después, los arqueólogos finlandeses Martti Parssinen y Alceu Ranzi han encontrado restos de lo que pudo ser una vasta red de caminos y trazados geométricos  en medio de la jungla. 
Los primeros indicios demuestran que con total seguridad no son obra de la naturaleza, según la historia que publica el . Times online
Aparentemente, es todo lo que queda de una civilización que desapareció cerca del siglo XIII d.C. y se extendió por una superficie de 300 kilómetros de amplitud y con capacidad para alojar a unas 60.000 personas.
Para localizar esta zona, los actuales exploradores están tanteando el terreno desde lo alto, con Google Earth. Los científicos están usando la aplicación de la gran G para marcar puntos en la jungla y luego programar visitas directa a los lugares localizados.
El de la foto pueden ubicarlo en las coordenadas (8°50'38.00¿S - 67°15'11.00¿O) y muestra un cuadrado perfecto de lo que sería una encrucijada o quizá, una gran plaza.
A la búsqueda le queda mucho por recorrer y mucho por descubrir, pero ya han localizado asentamientos humanos y han desenterrado piezas de alfarería.
Estos arqueólogos, que comenzaron su investigación en el año 2000, han adelantado que los recientes descubrimientos son solo "una punta del iceberg", porque llevará décadas descubrir el alcance de las antiguas civilizaciones precolombinas.
Lo mejor es que ya no tendrán que lidiar con las trampas de la selva porque la tecnología está a punto para echarles una mano.