Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google deja de vender el Nexus One y acepta su fracaso de ventas

Google ha anunciado que dejará de vender el Nexus One, seis meses después de su salida al mercado.telecinco.es
Google tira la toalla con el Nexus One. La empresa ha anunciado que una vez que agote el 'stock' disponible del teléfono dejará de venderlo. A casi siete meses de presentarlo al mercado, las expectativas de ventas no fueron las esperadas, por lo que la compañía ha desistido de venderlo, aunque seguirá dándole asistencia técnica a los usuarios que lo posean.
La caída del telón para el Nexus One podría significar la salida del gigante de internet del negocio de fabricación de teléfonos inteligentes.
Hace apenas unos días Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, aseguró que en un principio lo único que buscaban con el Nexus One era ayudar a posicionar a Android en el mercado.
"Fue tan exitoso que no tuvimos que fabricar un segundo teléfono. Nosotros evaluamos lo que hicimos como algo positivo, pero recibimos críticas muy duras. Llamé a una junta de consejo y dije: 'Funcionó. Felicitaciones. Ahora vamos a dejar de hacer el teléfono'".
Las palabras de Schmidt parecen sugerir que Google dejará de fabricar teléfonos y sólo se dedicará a mejorar Android, el sistema operativo, que ya forma parte de decenas de dispositivos inteligentes en el mundo.
Según fuentes de la industria, Google sólo pudo vender en seis meses unas 135.000 unidades del teléfono con el que pretendía competir con el iPhone de Apple.
De acuerdo con especialistas, el fracaso del Nexus One no está relacionado con sus capacidades técnicas, consideradas similares e incluso superiores a las del iPhone. Los Nexus One se vendían en la Red sin vínculos a operadoras de telefonía, esta estrategia no funcionó, según los analistas.
El Nexus One, construido en asociación con el fabricante taiwanés HTC, es delgado, de pantalla táctil y utiliza el sistema operativo Android de Google.
A las pocas semanas de su lanzamiento HTC fabricó un teléfono casi idéntico -también con Android- llamado Desire que ha tenido altas ventas en varios países y ha sido blanco de elogios.