Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google se disculpa por mostrar una imagen racista de Michelle Obama

La imagen ofensiva de la primera dama causa polémica desde la semana pasada, cuando Google alegó que la página que la albergaba era una fuente de virus para los usuarios, y decidió retirar el enlace que le correspondía en sus resultados de búsqueda. EFE/Archivotelecinco.es
Google difundió hoy un mensaje en el que pide disculpas por los resultados ofensivos de las búsquedas de palabras como "judío" o "Michelle Obama", incluida una imagen que caracteriza a la primera dama de Estados Unidos como un mono.
En un mensaje que aparece en la zona reservada a anuncios patrocinados al efectuar una búsqueda con el nombre de Michelle Obama, el gigante de Internet lamenta que su buscador pueda mostrar contenidos ofensivos, aunque añade que no retirará ninguno de ellos.
"A veces, las búsquedas de Google pueden producir resultados perturbadores, incluso cuando las peticiones son inofensivas," dice en el anuncio la compañía, que asegura que no apoya "en absoluto" las ideas que se desprenden de esos contenidos.
La imagen ofensiva de la primera dama causa polémica desde la semana pasada, cuando Google alegó que la página que la albergaba era una fuente de virus para los usuarios, y decidió retirar el enlace que le correspondía en sus resultados de búsqueda.
Pero la imagen no tardó en reaparecer, alojada en un nuevo servidor, y comenzó a escalar puestos hasta convertirse en el primer resultado que aparece al buscar fotografías de Michelle Obama, algo que la compañía asegura que no puede controlar.
"La posición de un sitio web en la clasificación de resultados de Google depende fundamentalmente de algoritmos de búsqueda, que usan miles de factores para calcular la relevancia de una página en relación a una demanda particular", explica el comunicado.
La compañía subrayó que su mayor prioridad es "la integridad de los resultados de búsqueda", por lo que descarta "eliminar páginas de los resultados simplemente porque su contenido sea impopular o porque recibamos quejas al respecto".
"Solo eliminaremos las páginas si creemos que el sitio web viola nuestras reglas de uso, si creemos que la ley nos obliga a ello o bajo petición del responsable de la página en cuestión", añadió.
Un comunicado similar aparece al buscar páginas web que contengan la palabra "jew" ("judío" en inglés), en relación a un resultado de búsqueda que alude a la negación del Holocausto.
"Si has usado Google últimamente para buscar la palabra 'judío', es probable que te hayas encontrado con resultados muy inquietantes", dice el mensaje de la empresa, que ofrece las mismas explicaciones que en el caso de la imagen de la primera dama y descarta la posibilidad de tomar cartas en el asunto.
"A veces las sutilezas del lenguaje provocan que aparezcan anomalías que son impredecibles", añade.
"En el caso de 'judío', esto ha ocurrido porque se utiliza en muchas ocasiones en un contexto antisemita", algo que, apunta, no ocurre con los términos "judaísmo" o "judíos", en plural.