Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra implantará su tecnología de control de accesos y ticketing en los trenes de Buenos Aires

La Sociedad Operadora de Ferrocarriles Sociedad del Estado de Argentina ha adjudicado a Indra un contrato por importe de 35 millones de euros para implantar su tecnología de control de accesos y ticketing en la red ferroviaria del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que cuenta con más de 200 estaciones y unos 320 millones de usuarios al año.
El contrato incluye el mantenimiento durante dos años. Indra va a dotar las ocho líneas de la red con 1.400 equipos de control de accesos, llamados molinetes; 170 pasos para el acceso de personas con movilidad reducida; 200 máquinas automáticas de recarga de la tarjeta sin contacto SUBE, que permite el acceso a todo el transporte público; así como 150 validadores embarcados en los trenes y 230 para las estaciones, a través de los que se realiza el cobro de los viajes. También suministrará 160 concentradores de transacciones en estación y 300 terminales de inspección de viaje, como ha informado la multinacional española en un comunicado.
La solución de monitorización y control, que integra la información procedente de los diferentes subsistemas y permite la gestión del servicio, también será desarrollada e implantada por Indra. La nueva tecnología agilizará el proceso de cobro y control de pasajeros y contribuirá a reducir el riesgo de fraude en el uso de la red ferroviaria.
Indra refuerza con este contrato su posición como proveedor de tecnología inteligente para el transporte en Buenos Aires, donde los pasajeros, que realizan diariamente más de 1,4 millones de viajes en los trenes de cercanías, utilizarán los sistemas de la compañía para acceder a la red y pagar sus desplazamientos. Indra ya participó en la implantación del proyecto para el pago de los autobuses mediante la tarjeta sin contacto SUBE en la ciudad y en la reconversión de molinetes existentes en el ferrocarril a este mismo sistema de pago.
Tecnología líder para el transporte
Este ambicioso proyecto se suma a otros de la compañía relacionados con el transporte como proyectos en ciudades como Londres, Medellín, México D.F., Curitiba, Sao Paulo, Plovdiv, Wroclaw, Mumbai, Kuala Lumpur, Kuwait o Manila, entre otras.
La tecnología de ticketing de Indra está implantada en todo el mundo, en metros como los de Madrid, Barcelona, Valencia, Lisboa, Santiago de Chile, Calcuta, Lima, Shangai, el ferrocarril suburbano de México DF, el metro ligero de Austin o el tren ligero de San Luis, en Estados Unidos. Este año la compañía ha firmado el mayor contrato de ticketing del mundo para implantar todos los sistemas de billetaje y control de accesos en el nuevo sistema de transporte público que se está creando en Riad, Arabia Saudí, con seis líneas de metro y una flota de 1.000 autobuses.
Indra en Argentina
Presente en Argentina desde 1993, Indra tiene una creciente actividad en el país y cuenta con oficinas en Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Además de los mencionados proyectos de Buenos Aires, en el mercado de Transportes la compañía ha implantado su tecnología inteligente de control de tráfico para mejorar la seguridad vial en diferentes carreteras del país y ha suministrado una decena de simuladores para el entrenamiento de conductores profesionales de vehículos de carga para El Centro de Formación de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) y para la Mutual de Camioneros y el sindicato de Camioneros de la República Argentina.
En el ámbito de la gestión del tráfico aéreo, este mismo año Indra se ha adjudicado un contrato para implantar sus sistemas en los centros de control aéreo de los aeropuertos internacionales de Mendoza; Resistencia; y Comodoro Rivadavia, que se suman a los modernizados anteriormente por la compañía en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en Buenos Aires, el más importante y con mayor tráfico del país, y el de Córdoba. Otros cuatro aeropuertos de Argentina van a contar con los sistemas Normac de aterrizaje instrumental de Indra, que permiten a las aeronaves tomar tierra en situaciones de visibilidad casi nula manteniendo los niveles de seguridad.
Indra también puso en marcha un simulador de centro de control de área y Torre de Control en el Centro de Instrucción, Perfeccionamiento y Experimentación de Ezeiza, en el que se forman gran parte de los controladores que prestan servicio en el país.
En otros mercados, la compañía cuenta igualmente con referencias destacadas en Argentina, entre las que destacan el Centro Único de Coordinación y Control de Emergencias de Buenos Aires, numerosos procesos electorales realizados en el país y proyectos para clientes de primer nivel de los sectores de industria, energía, telecomunicaciones, seguros y financiero.