Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Japón recibe señales aisladas de su telescopio en apuros Hitomi

La agencia espacial japonesa (JAXA) ha recibido dos señales aisladas de su telescopio Hitomi, lanzado el 17 de febrero, con el que perdió comunicaciones el pasado fin de semana.
JAXA ha estado tratando de comunicarse con el valioso telescopio de rayos X, utilizando las estaciones de tierra tanto en Japón como en el extranjero, explica en un comunicado.
Mediante la utilización de dos oportunidades de comunicación con Hitomi, se recibió señal por primera vez el 28 de marzo en la estación de tierra Uchinoura (Japón), y la segunda fue el 29 en la estación de seguimiento de Santiago de Chile.
JAXA no ha sido capaz de averiguar el estado en que se encuentra el telescopio, ya que los plazos para la recepción de las señales eran muy cortos.
De acuerdo con el Centro de Operaciones Espaciales Conjuntas de Estados Unidos (JSpOC), al menos cinco trozos de desechos espaciales aparecieron en la localización de Hitomi el pasado 26 de marzo. El telescopio nipón BSGC, del Foro Espacial de Japón, ha confirmado dos objetos alrededor de la órbita original del satélite, mientras el radar del telescopio KSGC, del mismo organismo, identificó uno de ellos.
Se confirma que la señal recibida en la estación de seguimiento de Santiago vino de la dirección orbital del objeto identificado en KSGC.
Mientras, un astrónomo aficionado, Paul Maley, registró imágenes del telescopio desde Arizona moviéndose por la órbita, aparentemente sin control. Las imágenes muestran como el objeto gana y pierde brillo en varias ocasiones.
Este observatorio espacial, desarrollado en colaboración con instituciones de Estados Unidos, Canadá y Europa, tiene como misión realizar una exploración en el cielo en las porciones de rayos X y rayos gamma suave del espectro electromagnético.
Hitomi está diseñado para estudiar algunos de los fenómenos más poderosos en el cosmos, que van desde las explosiones de supernovas al final de la vida de una estrella a supermasivos agujeros negros que devoran materia en el centro de las galaxias distantes, y el gas caliente que impregna los cúmulos de galaxias, las mayores estructuras en el universo.