Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kodak venderá los negocios de impresión y digitalización documentos

Eastman Kodak dijo el jueves que planea vender la mayoría de su negocio de impresión de fotografías y digitalización de documentos. También cambiará su enfoque hacia la impresión comercial, en un intento por salir de la bancarrota.
La antes poderosa firma fotográfica ya está en medio de una subasta de su portafolio de patentes digitales. Pero espera completar las ventas antes de mediados del 2013, dijo el jueves su presidente ejecutivo, Antonio Pérez, en una conferencia telefónica.
La compañía necesita recaudar cerca de 700 millones de dólares (557,7 millones de euros)para pagar a sus acreedores y salir de la bancarrota, e inicialmente esperaba que su venta de patentes generara al menos esa cifra. Pero a más de dos semanas del inicio del remate sin que se logre un acuerdo, la empresa podría estar buscando otras formas de reunir dinero.
"Para garantizar los fondos suficientes para salir con éxito (de la bancarrota), la venta de este negocio es importante en ese sentido", dijo Pérez en la conferencia.
Kodak cayó en bancarrota en enero, incapaz de adaptarse al cambio digital.
Los negocios que se venderán son los de impresión personalizada de imágenes, que incluye la mayoría de sus productos para consumidores y centros de impresión minoristas, y su negocio de digitalización de documentos, que fabrica escáneres para clientes corporativos.
Pérez rehusó comentar sobre los avances en la venta de patentes. El diario Wall Street Journal publicó a principios de mes que las ofertas iniciales, incluidas las de Apple y de Google, fueron menores a las esperadas.
La subasta comenzó el 8 de agosto y estaba programado que concluyera el 13 de agosto, pero Kodak extendió el plazo debido a que las negociaciones continuaban sin un comprador.
Las ventas recientemente anunciadas implicarían que Kodak saldría de la bancarrota como una compañía diferente, con una atención menor en los consumidores y el sector minorista. En cambio, con un foco mayor en las impresiones comerciales, funcionales y de paquetes.
"Uno puede triunfar en estos días sin concentrarse en ciertas áreas y poniendo todo tu dinero en áreas que tienen sinergias con otras", dijo Pérez, agregando que cree que Kodak es "tanto o más fuerte" en el espacio comercial como en el espacio de consumo.
El ejecutivo no reveló el valor estimado de los negocios que venderá.