Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lorenzo dice que la transición al superregulador debería haber sido "menos traumática"

El presidente de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), Bernardo Lorenzo, ha señalado este martes que, en su opinión, la transición al nuevo superregulador -la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC)- debería haber sido "menos traumática".
"Se debería haber hecho una transición menos traumática, igual es una opinión subjetiva en estos momentos. No se puede cambiar de modelo de forma tan drástica; la estabilidad regulatoria es clave para la inversión, si cambiamos de modelo de forma drástica no sé qué efectos puede tener", ha afirmado Lorenzo en declaraciones a los periodistas tras su intervención en el XXVII encuentro de las telecomunicaciones.
Respecto a la nueva composición de consejo de la CNMC, en donde no habrá ningún miembro del actual consejo de la CMT pese a la recomendación de la Comisión Europea en este sentido, Lorenzo ha señalado que "al parecer" el enfoque ha cambiado y es menos especializado, más generalista, poniendo el énfasis en la supervisión.
"No hablamos de supervisión, sino de regulación. La CMT venía regulando los mercados, no supervisando", ha aclarado el hasta el momento presidente del regulador de telecomunicaciones.
No obstante, Lorenzo, que no será consejero del nuevo superregulador, ha añadido que el Gobierno y el Parlamento tienen la legitimidad para tomar la decisión que consideren adecuada, pero ha insistido en que "se podría haber hecho un tránsito menos drástico".
"No conozco a los propuestos. Espero que lo que se haga, se haga bien. El Gobierno habrá tomado la decisión de elegir a los, en su opinión, mejores profesionales", ha señalado.
Actualmente, sólo dos de los siete miembros del consejo de la CMT tenían su mandato en vigor, el propio presidente del organismo de regulación de las telecomunicaciones, consejero del PSOE, y Xabier Ormaetxea, del PNV, ya que la consejera de CIU, Marta Plana, cuyo mandato todavía no había caducado, dimitió este mismo verano.
Del consejo de la CNMC dependerán cuatro direcciones generales destinadas a competencia, telecomunicaciones, energía y transporte. El nuevo consejo tendrá que nombrar a los cuatro directores generales y, a su vez, se crearán subdirecciones.
Por tanto, queda por conocer quién se ocupará de la nueva dirección de Telecomunicaciones y del Sector Audiovisual, que permanecerá en Barcelona, cumpliendo así con el compromiso al que llegó el Ejecutivo con CIU. Respecto a este nombramiento Lorenzo se ha limitado a señalar "no habla de futuribles".