Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La NASA descubre un mineral inesperado en Marte

El rover Curiosity de la NASA ha hallado un mineral inesperado en Marte: Tridimita. Se trata de un mineral de sílice que el rover ha hallado tras realizar un análisis de rayos X a los restos rescatados de una de sus perforaciones en la superficie del planeta en el cráter Gale.
Según explica la agencia espacial estadounidense, esta detección fue una sorpresa para los científicos, debido a que la tridimita se asocia generalmente con el vulcanismo silícico que se conoce en la Tierra, pero no se creía que fuera un elemento importante, ni siquiera que pudiera estar presente, en Marte.
El descubrimiento de la tridimita podría inducir a los científicos a reconsiderar la historia volcánica de Marte, lo que sugiere que el planeta alguna vez tuvo volcanes explosivos que dieron lugar a la presencia de este mineral.
"En la Tierra, la tridimita se forma a altas temperaturas en un proceso explosivo denominado vulcanismo silícico. El volcán de Santa Helena (Washington) y el de Satsuma-Iwojima (Japón) son ejemplos de este tipo de volcanes. La combinación de alto contenido de sílice y temperaturas extremadamente altas en los volcanes crean la tridimita", ha explicado uno de los autores principales del trabajo, Richard Morris.
En el artículo, publicado en 'Actas de la Academia Nacional de Ciencias', explica, además, que este hallazgo estimulará a los científicos para volver a examinar las formas en las que la tridimita puede estar presente.
"Siempre les digo a los científicos planetarios que siempre hay que esperar lo inesperado en Marte. El descubrimiento de tridimita fue de esta manera y ahora plantea la pregunta de si Marte experimentó una historia volcánica mucho más violenta y explosiva durante la evolución temprana del planeta de lo que se pensaba", ha concluido otro de los responsables del descubrimiento, Doug Ming.