Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El programa de espionaje de EEUU puede 'hackear' los smartphones

Interior usará la tecnología de los móviles para alertar de imágenes de delitosInformativos Telecinco

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) puede 'hackear' cualquier comunicación móvil por parte de terminales de iOS, Android y BlackBerry, según un informe revelado por la revista Der Spiegel. Esto puede suponer "un duro revés" para la compañía canadiense, ya que la privacidad y la seguridad eran los valores en los que se ha basado en su éxito empresarial.

Un informe publicado el pasado sábado 7 por el diario online Spieger ha revelado que la NSA, el servicio de inteligencia de Estados Unidos, tiene acceso a documentos de un amplio rango de 'smartphones', incluyendo sus listas de contactos, tráfico de SMS, notas e información de localización.
Además, la misma fuente ha especificado que cualquier dispositivo de Android, iOs o BlackBerry puede ser hackeado por la agencia.
El informe también detallaba que la NSA había establecido unos determinados grupos de trabajo para negociar con las empresas de los mencionados sistemas operativos, con el objetivo de obtener acceso secreto a la información de los terminales.
Por otro lado, estos documentos ponen en tela de juicio a la compañía de BlackBerry, que precisamente presumía den su fuerte seguridad en relación con temas de espionaje.
Según pronosticaba Spiegel, Este hecho puede suponer "un grave contratiempo para la empresa, que siempre había defendido poseer un sistema de mensajería inaccesible".
En respuesta a estas afirmaciones del medio alemán, BlackBerry ha declarado que "no les corresponde a ellos comentar sobre informes relacionados con el tráfico de operaciones de vigilancia de las telecomunicaciones del Gobierno".
Asimismo, la compañía canadiense desmintió que hubiesen llevado a cabo ningún tipo de programa como "puerta de atrás" para su plataforma.