Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Obama ya no le divierte su Blackberry

No sin mi Blackberry. FOTO: Archivo.telecinco.es
"Tendrán que arrancármela de las manos". Eran las palabras de Barack Obama a pocos días de su toma de posesión como presidente de EEUU. Se refería a su Blackberry y advertía que cambiaría la Ley de Registros Presidenciales para no limitarse al uso del canal oficial de correo electrónico de la Casa Blanca. No pudo ser, y ahora Obama sólo tiene diez contactos autorizados para intercambiar correos electrónicos encriptados hasta lo ininteligible. Con este panorama, no es de sorprender que ya no se divierta con su móvil.
Obama admitió que sólo diez personas lo tienen en su agenda. Y claro, las conversaciones no pueden ser más artificiales. Por un motivo sencillo: todo lo que llega o sale de su Blackberry es archivado como documento oficial de la Casa Blanca.
"Tengo que admitirlo, no es divertido porque ellos piensan que estarán sometidos a la Ley de Registros Presidenciales y nadie quiere enviarme material jugoso", admitió el presidente estadounidense en el programa The View, del canal ABC.
"Es todo muy oficial: 'Señor Presidente, nos gustaría informarle de que tiene una reunión'", comentó con ironía Obama. Sin embargo, está feliz de poder divulgar el contenido de su iPod. Su playlist es variada: Desde el rapero Jay-Z hasta la soprano y diva de la ópera Maria Callas. Justin Bieber no figura en su lista, que conste en acta.
JNP