Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parte el "vuelo" hacia Marte

"Comenzad el experimento", ordenó Ígor Ushakov, director del Instituto de Problemas Biomédicos (IPBM) de la Academia de Ciencias de Rusia, en cuyo recinto se encuentra el simulador de nave espacial.
Sus palabras fueron contestadas con un entusiasta "a la orden" pronunciado por el comandante de los "viajeros interplanetarios", el ruso Alexéi Sítev, tras lo cual los seis voluntarios entraron en el simulador y fueron cerradas las escotillas.
Junto con Sítev, participan en el experimento "Marte-500" los también rusos Sujrob Kamólov y Alexandr Smolenski, el ítalo-colombiano Diego Urbina, el francés Romain Charles y el chino Wang Yue.
Todos ellos compartirán durante un año y poco más de cinco meses los 550 metros cúbicos que suman los cuatro módulos cilíndricos que conforman el simulador.
Permanecerán aislados del mundo exactamente el tiempo que lleva el vuelo de ida y vuelta a Marte, 490 días, más otros 30 de estancia simulada en el vecino planeta.
En la fase "marciana" del experimento, se empleará un simulador de la superficie del Planeta Rojo, de 1.200 metros cúbicos, al que saldrán con sus escafandras los participantes en el experimento.
La Agencia Espacial Europea (ESA) y la rusa Roscosmos lanzaron en 2004 este ambicioso proyecto, al que se sumó posteriormente China y en el que también colaboran países como Estados Unidos y España.
En noviembre de 2007 se realizó un primer experimento preparatorio en el que seis voluntarios rusos permanecieron aislados del exterior durante dos semanas, mientras que en julio del año pasado se llevó a cabo un simulacro de vuelo al Planeta Rojo de 105 días.