Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Real Academia de Ingeniería pone su diccionario de ingeniería a disposición del público en Internet

La Real Academia de Ingeniería ha puesto su diccionario de la ingeniería a disposición del público que podrá acceder a este glosario a través de la página de Internet de la Institución.
El Diccionario Español de Ingeniería (DEI), que fue presentado el pasado 25 de marzo en la sede de la institución académica, incluye más de 50.000 entradas, un corpus de referencia de 1.500 diccionarios y un corpus textual de 112 millones de palabras.
La elaboración de este glosario se ha gestado durante una década; tiene formato digital, de consulta abierta y gratuita para todos los ciudadanos, y se trata del primer diccionario online de una Real Academia que cumple los requisitos de accesibilidad y usabilidad, gracias a la colaboración de la Fundación ONCE.
El lexicón se dirige a ingenieros, científicos, técnicos y redactores técnicos, estudiantes de grado y postgrado, traductores, intérpretes, periodistas especializados, expertos en comunicación y ciudadanos en general. La presentación se produce en el año en que la RAI celebra el vigésimo aniversario de su creación.
El académico director del diccionario ha sido el ingeniero de caminos Antonio Colino, que ha trabajado con un equipo lexicográfico que ha trabajado en el DEI desde 2004 con mas de 100 especialistas, incluidos los académicos de la RAI.
La obra incluye 50.000 términos que forman parte del patrimonio cultural de los ingenieros, científicos, técnicos, redactores técnicos y ciudadanos en general, en cuanto consumidores habituales de tecnología.
Para el presidente de la RAI, Elías Fereres, con el Diccionario Español de Ingeniería, la Real Academia pone el foco sobre el "valor del español como lengua de intercambio técnico-científico y de comunicación del conocimiento. "Cumple así su mandato estatutario de velar por 'el cuidado y mantenimiento del lexicón técnico del idioma español', ha destacado.
El proyecto se inició en 2004 y ha contado con el apoyo económico de distintas organizaciones, desde el Ministerio de Educación y Ciencia, la Fundación Caja Madrid o Endesa, la Fundación ONCE o la Universidad de Nuevo México en Albuquerque (Estados Unidos).
El lexicón técnicos se divide en nueve áreas temáticas: Astronáutica, Náutica y Transportes; Agroforestal; Construcción; Telecomunicaciones; Seguridad y Defensa; Química Industrial; Energía; Ingeniería Biomédica e Ingeniería General.