Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recrear agujeros negros con tecnología láser

Imagen de un agujero negro artificial. Foto: Naturetelecinco.es
El uso de un láser de 300 gigavatios puede producir en plasma fotoionizado. Este tipo de plasma, mucho más difícil de producir que el convencional, da lugar a un espectro de rayos X que puede ser detectado por algunos satélites que orbitan alrededor de la Tierra. 
La mayoría de los plasmas, incluso aquellos que ocurren en el Sol, son gases ionizados, cuyo átomos han perdido o ganado electrones debido a cargas eléctricas, en el caso de las estrellas calientes por las altas temperaturas.
 La ionización de los plasmas en las cercanías de un agujero negro, sin embargo, se lleva a cabo por la acción del inmenso flujo de fotones generados por la materia que es absorbida por el agujero negro. 
Los autores del estudio descubrieron que la forma del espectro de rayos X que se da en el plasma fotoionizado es muy parecida a la forma que tienen los rayos que emanan de las estrellas binarias Cygnos X-3, candidato a ser un agujero negro, y Vela X-1, una estrella de neutrones, según las mediciones realizadas por el satélite Chandra. 
La capacidad de recrear las condiciones que se producen en las inmediaciones de un agujero negro hace mucho más sencillo estudiar estos procesos y otros que ocurren en los llamados "objetos astrofísicos masivos", además de mejorar la interpretación sobre las astronómicas medidas de estos objetos.