Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia planea desviar un asteroide que podría chocar con la Tierra

El director de la agencia espacial rusa Roscosmos, Anatoly Perminov, ha recomendado interferir en la trayectoria de un asterioide, el Apophis, que podría chocar contra la Tierra en 2036 pese a que la NASA redujo considerablemente la posibilidad de un impacto. "Los cálculos demuestran que con una nave espacial se podría desviar al objeto de su curso", ha explicado. De momento, la posibilidad se está estudiando.
En su trayectoria, el Apophis pasará en 2029 muy cerca de la Terra, aunos 30.000 kilómetros, y el impacto podría producirse a su regreso, hacia 2036.
La NASA, por su parte, ha reducido la probabilidades de una colisión en 1 en 45.000, pero Rusia prefiere no destruir a Apophis, pero si sacarlo de su trayectoria.
El director de la agencia espacial rusa Roscosmos, Anatoly Perminov, asegura que el plan debería llevarse a cabo mediante una colaboración internacional entre Rusia, la Unión Europea, EEUU, China y Japón y asegura que, aunque no hay lugar para el pánico, lo mejor "es desembolsar varios centenares de millones de dólares y crear juntos un sistema para evitar la colisión" porque, advierte está "en juego la vida de mucha gente". IM