Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

San Francisco obliga a colocar etiquetas con el nivel de radiación de los móviles en venta

Las autoridades de San Francisco (EEUU) han aprobado por mayoría una nueva normativa que exigirá a los establecimientos que vendan móviles 'etiquetas' que informen los niveles de radiación emitidos por cada dispositivo. Las autoridades han asegurado que no se trata de alarmar, sino de que los consumidores estén bien informados y puedan escoger.
La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en sus siglas en inglés) estableció un límite de seguridad respecto a este tipo de emisiones, según publica la . BBC
Así, definió la cantidad máxima de radiación que podrían suponer un problema para la salud de las personas durante las conversaciones por el móvil.
La promotora de esta iniciativa, Sophie Maxwell, afirmó que las etiquetas servirán para "ayudar a la gente a tomar decisiones" a la hora de comprar móviles.
Además de los niveles de radiación, los establecimientos deberán incluir direcciones de puntos de información y, en caso de incumplimiento, afrontarán sanciones por valor de 300 dólares (245 euros).
A pesar de que los fabricantes de móviles se empeñan en presentar estudios que muestran que las radiaciones no son peligrosas para la salud, los expertos han advertido de que el riesgo de padecer tumores cerebrales aumenta hasta un 26 % por cada año de uso del móvil.
El sector de la telefonía no ha recibido de buen grado la nueva normativa y critican que sólo traerá confusión entre los consumidores.
"En lugar de informar, la propuesta supondrá mayor confusión para los consumidores, al sugerir que unos móviles son 'más seguros' que otros", afirmó el vicepresidente de la Asociación de Móviles e Internet, John Walls.