Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Snowden tendría más secretos que revelar en relación con Israel

El excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos Edward Snowden tiene más secretos que revelar en relación con Israel, según ha confirmado este lunes el periodista Glenn Greenwald, uno de los encargados de publicar algunas de sus filtraciones.
En declaraciones al canal israelí Ten TV, Greenwald (en videoconferencia desde Brasil) ha asegurado que "hay un gran número de historias muy importantes que quedan por publicar" en relación con este país de Oriente Próximo, aliado de Estados Unidos.
"Sólo hemos tenido estos documentos durante siete meses, un tiempo corto tendiendo en cuenta su volumen y complejidad", ha añadido el periodista, que confirma que incluyen información que involucra a Oriente Próximo. "El próximo informe se publicará en los mismos tiempos que se ha venido haciendo hasta ahora", ha añadido.
La NSA y el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) de Reino Unido espiaron en los últimos años a más de 1.000 objetivos entre los que figuran instituciones del Gobierno alemán, el exprimer ministro israelí Ehud Olmert y ONG como Médicos del Mundo y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).
En concreto, esta colaboración permitió la interceptación de correos electrónicos de oficinas del Gobierno de Israel y, en un caso de enero de 2009, se menciona explícitamente como objetivo al "primer ministro israelí". Por aquel entonces, Olmert estaba al frente del Ejecutivo.
Olmert, sin embargo, ha restado importancia a la interceptación. "Me habría sorprendido si hubiese habido un intento de la Inteligencia estadounidense para escuchar las líneas (telefónicas) del primer ministro", ha añadido, argumentando que otros miembros de su equipo utilizan el correo electrónico y que las discusiones importantes las mantiene en privado, según recogió 'The New York Times'.