Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe de Sony dice que las ventas de la consola Vita están cerca de las expectativas

El presidente ejecutivo de Sony, Kazuo Hirai, dijo el jueves que las ventas de su nueva consola portátil Vita se están comportando en línea con las expectativas, aunque en algunas regiones marchan a un ritmo menor.
Vita llegó a las tiendas este año como el último de una serie de dispositivos móviles para juegos que comparten el espíritu de la Game Boy de Nintendo y la Lynx de Atari. Pero algunos analistas han cuestionado si hay espacio para un dispositivo así en un mercado cada vez más dominado por juegos para 'smartphone' y 'tablets'.
"A nivel mundial, Vita está aproximadamente donde esperábamos que estuviera, quizás algo por detrás en ciertos territorios", dijo Hirai a Reuters en un aparte de la IFA berlinesa, la mayor feria del consumidor en Europa.
No quiso revelar en qué lugares las ventas estaban por detrás de las estimaciones.
Cuando asumió el mando de Sony en abril, Hirai prometió recuperar las glorias pasadas de la compañía que fabricó el Walkman y la PlayStation, después de que años de competencia con rivales extranjeros, que mermaron su dominio en la electrónica de consumo.
En parte, el plan apuesta por el futuro de Sony en dispositivos móviles como el 'smartphone' Xperia, el juego y la imagen digital, al tiempo que se desarrollan nuevas áreas, incluida la médica.
En Berlín, Sony lanzó tres teléfonos avanzados y un 'tablet', todos con el Android de Google, asegurando que las disputas de patentes a las que se enfrenta la plataforma de software no han afectado al negocio.
El jefe de Sony Mobile, Kunimasa Suzukii, dijo a Reuterss que confía superar en el ejercicio 2012-2013 los 34 millones de 'smartphones' vendidos el año pasado.
Después de que Sony registrara una pérdida neta récord de 455.000 millones de yenes (4.617 millones de euros) en el ejercicio fiscal hasta el 31 de marzo, Hiraii prometió reducir 10.000 puestos de trabajo y realizar grandes recortes de costos en el área de la televisión, que ha tenido pérdidas de unos 12.000 millones de dólares en la última década.
Hirai dijo que el grupo tenía intención de sacar al negocio televisivo de los números rojos. "Este año fiscal reduciremos a la mitad nuestras pérdidas frente al año pasado. Vamos bien".
Sony está también en conversaciones con varias compañías que podrían estar interesadas en su unidad de químicos, dijo Hirai. La unidad fabrica material que se usa en productos de electrónica del consumo y emplea a varios miles de personas. No quiso dar más datos.