Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica enfrenta oposición al acuerdo por Telecom Italia

El presidente de Telecom Italia, directores independientes y políticos italianos hablaron el miércoles en contra de lo que sospechan son planes de Telefónica, su mayor accionista, para vender algunos de los activos más valiosos de la compañía una vez que adquiera el control de la empresa.
ROMA/MILAN (Reuters) -
Las críticas generalizadas se conocieron un día después de que Telefónica llegó un acuerdo con tres inversores de Telecom Italia para adquirir gradualmente el control de su rival y sus lucrativos activos en Sudamérica, sin la necesidad de realizar una oferta a otros accionistas.
Las críticas son el preludio de una reunión de directorio del 3 de octubre, en la que las diferentes facciones debatirán cómo Telecom Italia debería reducir sus casi 29.000 millones de euros (39.170 millones de dólares) en deuda y revertir años de lento crecimiento en su mercado nacional, afectado por una recesión.
También podrían aumentar la presión sobre el Gobierno italiano para que intervenga, después de que el subsecretario de Economía, Antonio Catricala, descartó el lunes una intromisión para mantener al ex monopolio estatal bajo control nacional.
En una señal de lo grave que podrían ser las tensiones, el presidente italiano Giorgio Napolitano se reunió el miércoles con el presidente ejecutivo de Telecom Italia, Franco Bernabe.
Bernabe, quien ha dirigido la firma desde 2008, dijo el miércoles que su mejor opción es reunir dinero de los inversores para evitar una costosa baja de calificación crediticia al nivel de "basura". Las ventas de activos podrían tomar demasiado tiempo, agregó.
Sin embargo, Telefónica, que ya carga con una deuda de casi 50.000 millones de euros al mismo tiempo que su unidad alemana está en medio de una costosa adquisición, es considerada como más proclive a respaldar una venta de activos de Telecom Italia que a aportar más dinero.
CONTROVERSIA
Una venta del total o parte de la unidad de Telecom Italia en Brasil, TIM Participacoes, que compite directamente con Telefónica en el país sudamericano, o de su unidad Telecom Argentina podrían ser opciones para recaudar el muy necesario efectivo, han dicho analistas. Pero los cinco directores independientes de Telecom Italia hablaron contra la venta de las unidades en mercados de rápido crecimiento.
"Este es el caso de Telefónica, un competidor directo de Telecom Italia en Argentina y Brasil, que arriesga a obligar a Telecom Italia a vender activos que son valiosos para su relanzamiento", dijo el miércoles Luigi Zingales, miembro del directorio.
Los directores también criticaron el negocio por el que se Telefónica accede al control de Telecom Italia, diciendo que sus términos entregan beneficios sólo a unos pocos accionistas, sin considerar a la mayoría de los inversores.
Telefónica, junto a los inversores italianos Generali, Intesa Sanpaolo y Mediobanca, controla al directorio de 14 miembros de Telecom Italia a través del grupo Telco.
Las acciones de Telecom Italia cerraron con una baja de un 4,7 por ciento a 0,572 euros.