Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD propone que Protección de Datos fiscalice los datos personales que obtienen las aplicaciones móviles

Pide que se garantice que, una vez dado de baja de una aplicación o red social, no se sigan utilizando los datos personales
UPyD ha registrado una iniciativa en el Congreso en la que insta al Gobierno a exigir a la Agencia Española de Protección de Datos que fiscalice la forma de obtención de datos personales, así como la utilización que le dan a los datos personales que recaban las aplicaciones móviles más descargadas en la tienda de aplicaciones de Apple y Google de manera trimestral.
Se trata de una proposición no de ley, que ha sido presentada para su debate en el Pleno de la Cámara Baja, a la que ha tenido acceso Europa Press. En ella propone también la elaboración de un informe a posteriori relativo a la seguridad que garantizan dichas aplicaciones sobre la protección de datos personales.
A su vez, promueve una serie de modificaciones legales para que toda aplicación móvil instalada en dispositivos digitales o las diferentes redes sociales utilizadas por usuarios de España deban contener una política de privacidad "concisa y comprensible" para el usuario, de manera que este sea consciente en todo momento de los datos que cede, así como cuáles de ellos pueden ser utilizados por terceros, especificándose los fines.
QUE NO SE UTILICEN LOS DATOS TRAS EL CIERRE
Igualmente plantea que los usuarios de las aplicaciones puedan ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de los datos personales que la aplicación móvil o la red social pretende llevar a cabo.
A su vez, propone al Gobierno que garantice que el desarrollador de la aplicación móvil o red social no continúe utilizando datos personales del usuario después de que este cierre su perfil o cuenta en la red social o desinstale una aplicación móvil, o tras una inactividad prolongada en el tiempo de forma ininterrumpida de seis meses o superior.
Por otro lado, quiere que se lleve a cabo una ampliación de la plantilla de la Agencia Española de Protección de Datos acorde a las atribuciones y responsabilidades que actualmente desempeña, así como dotarla de los medios materiales y tecnológicos necesarios, además del fomento de programas de concienciación sobre el uso responsable de redes sociales y aplicaciones.
72% USUARIOS INQUIETOS POR REVELACIÓN DATOS
Según Eurostat, el 74% de los europeos opina que la revelación de datos personales forma cada vez más parte de la vida moderna, pero el 72% de los usuarios de Internet señala sentirse inquieto por estar facilitando demasiados datos de carácter personal, teniendo la sensación de perder el control sobre sus propios datos personales en favor de terceras partes que pueden explotar estos de manera comercial.
Pese a que numerosas compañías de aplicaciones móviles y redes sociales poseen sus sedes fuera de España, UPyD recalca que sí existe margen de actuación sobre una parte importante de ellas, los prestadores que dirijan sus servicios específicamente al territorio español, quedan sujetos al ámbito de aplicación de esta Ley.
La formación magenta destaca también que las tiendas de aplicaciones móviles reciben más de 1.600 'apps' nuevas cada día, descargándose cada usuario una media de 37 aplicaciones. "Estas aplicaciones pueden recopilar enormes cantidades de datos personales a través del acceso, por ejemplo, al álbum de fotos, a la libreta de direcciones o a los datos de geolocalización", agrega.
Asimismo, alerta de que, según el dictamen aprobado por las autoridades europeas de protección de datos, el 61% de las aplicaciones móviles y redes sociales más descargadas y utilizadas no poseen una política de privacidad.
EL CASO DE ALEMANIA Y WHATSAPP
A juicio de la formación que lidera Rosa Díez, otro ejemplo de los potenciales riesgos de las redes sociales y las aplicaciones móviles ha tenido lugar en la República Federal de Alemania, donde la Oficina de Regulación de la Privacidad en las Comunicaciones ha aconsejado a los ciudadanos alemanes que se abstengan de utilizar aplicaciones como 'WhatsApp' debido a los problemas de seguridad y falta de garantías en la privacidad que ofrecen.
"Las redes sociales y aplicaciones móviles ofrecen numerosas oportunidades de comunicación tanto en el ámbito profesional como social, siendo además en muchos casos herramientas utilizadas por empresas de todos los sectores económicos. El uso masivo de estos servicios y sus implicaciones para la privacidad obligan a dotar a los usuarios de elementos de control sobre la información que obtienen estas redes sociales y aplicaciones", añade la formación magenta.
Por todo ello, sentencia que es necesario elaborar políticas concisas y transparentes de información que garanticen prácticas respetuosas con la privacidad de los usuarios y respeten la normativa de protección de datos.