Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Usar el portátil sobre las piernas daña los espermatozoides

Los expertos advirtieron que se producen daños en la movilidad y fragmentación del ADN de los espermatozoides si están cerca de una fuente de radiación como un ordenador portátil. Foto archivotelecinco.es
Cosas a tener en cuenta. Los hombres que prefieren usar el portátil sobre las piernas pueden ver afectada su fertilidad. La causa sería la radiación que genera el ordenador y que le resta movilidad a los espermatozoides, según un estudio realizado por científicos argentinos.
La investigación realizada por expertos de un centro de medicina reproductiva de Cordóba reveló que se producen daños en la movilidad y fragmentación del ADN de los espermatozoides si estas células están demasiado cercas de un ordenador portátil.
Para realizar el estudio se evaluaron muestras de semen de donantes sanos sin antecedentes de enfermedades recientes, según publicó el periódico argentino . 'La Voz'
Cada una de las muestras se dividió en dos fracciones que fueron colocadas en habitaciones separadas a una temperatura controlada: una de ellas fue incubada bajo un ordenador conectado a Internet para replicar la situación que ocurre cuando las personas se lo colocan sobre sus piernas.
"Luego de cuatro horas de incubación de los espermatozoides bajo dos condiciones diferentes comprobamos que, en el grupo de expuestos al portátil, un gran porcentaje de espermatozoides resultó afectado", explicó Conrado Avendaño, bioquímico especialista en andrología.
El investigador comentó que el trabajo demostró que la exposición de los espermatozoides a las radiaciones de estos aparatos no causaban su muerte, pero sí afectaban su movilidad.
"Éste es un dato preocupante si se tiene en cuenta que los espermatozoides que se mueven progresivamente son los que finalmente podrán llegar hasta el óvulo y fertilizarlo, para luego formar un embrión", subrayó César Sánchez Sarmiento, director del Instituto donde se realizó el estudio.
Por último, en cuanto a la integridad del ADN espermático, se comprobó, a través de un estudio conocido como 'Túnel', que entre ambos grupos de espermatozoides había una diferencia considerable.
"En la fracción expuesta a radiaciones había un aumento significativo de espermatozoides con ADN fragmentado (roto)", dijo Avendaño.
En ese sentido, su colega sostuvo que este dato es importante porque la medicina reproductiva ha comprobado que "una de las causas de alteraciones en la fertilización y en el desarrollo embrionario consiguiente es la rotura en las moléculas del ADN de los espermatozoides".
Ambos expertos coincidieron en que se deberá seguir investigando sobre el asunto, pero aconsejaron a los hombres mantener alejado los ordenadores de sus órganos genitales, "sobre todo si están conectados con Wi-Fi".