Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vela asegura que la Agencia Estatal de Investigación "empezará a rodar en las próximas semanas"

La secretaria de Estado de e I+D+i, Carmen Vela, ha asegurado que la Agencia Estatal de Investigación, aprobada el pasado 27 de noviembre, "empezará a rodar en las próximas semanas", tiempo en el que esperan elegir al Consejo Rector de la misma.
Durante su participación en la 'Conferencia RedOTRI 2016', celebrada en la Universidad Complutense de Madrid, Vela ha explicado que su departamento ha estado paralizado en la elección del consejo debido a la situación política. A su juicio, "no era adecuado constituirlo" ante la posibilidad de que hubiera "en breve periodo de tiempo" un nuevo presidente. Sin embargo, vista ahora la situación, han decidido retomar el trabajo.
La intención de la Secretaría de Estado es que la Agencia Estatal de Investigación, que según la Ley de la Ciencia debía haberse creado en junio de 2012, esté completamente operativa para 2017.
En su intervención, Vela ha explicado a los presentes el organigrama y las funciones que poseerá esta agencia cuando inicie su actividad. Según ha apuntado, dará flexibilidad al sistema de I+D+i español, gracias a que serán científicos y tecnólogos quienes gestionen sus presupuestos.
En este sentido, ha precisado que la creación de este organismo no supondrá "una mayor financiación, sino una mejor gestión porque habrá menos ineficiencia". Aún así, ha apuntado que la agencia permitirá que el sistema gestione "unos presupuestos plurianuales". Estos supone que el dinero que el Estado invierta en I+D+i en sus Presupuestos Generales del Estado (PGE) se usará en su totalidad ya que aquello que no se ejecute durante el año quedará "como remanente de tesorería de la agencia".
"De esta manera, no hay que esperar a unos nuevos presupuestos para, por ejemplo, lanzar una convocatoria en diciembre y eso creará una mayor estabilidad", ha declarado.
Precisamente, en relación a los PGE, Vela ha abogado porque lo antes posible, ya sea el Gobierno en funciones o el nuevo Gobierno en cuanto sea elegido, hagan un borrador de presupuestos de cara a 2017. La secretaria de Estado de I+D+i ha recordado el retraso en convocatorias que causó la salida de presupuestos en junio hace cuatro años, por eso ha pedido que se prepare un documento para que, "como muy tarde se puedan aprobar en octubre".
Por otra parte, Vela ha defendido también la necesidad de que las contrataciones en el sistema de investigación sean "más libres y sencillas". A su juicio, el ideal sería el método anglosajón que permite una contratación rápida pero que es controlada 'ex post'. Es decir, que si existe un contrato con irregularidades "se va a saber y quien el responsable quedará inmediatamente fuera del sistema" pero en un principio se le da cierta libertad a personas con responsabilidad "como directores o jefes de proyectos en los que hay que confiar".
IMPORTANCIA DE LA TRANSFERENCIA
El acto ha sido organizado por la Red de Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), de ahí que el presidente de la Comisión Rectoral de I+D de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), José Carlos Gómez, haya destacado la necesidad de implantar esta práctica con mayor asiduidad en el sistema de I+D+i español. Gómez ha reconocido que el problema está, en muchos casos, en la universidad. Sin embargo, también ha señalado que las empresas tienen que dejar de ver los centros "como elemento de servicio e intentar interactuar con ellas".
Por su parte, el rector de la Complutense, Carlos Andradas, ha señalado que la transferencia de conocimiento es una forma de "devolver a la sociedad la inversión que realiza en la universidad pública". Del mismo modo, ha criticado que se espere de un científico que sea "profesor, investigador, gestor y empresario" y ha pedido que se cambie la estructura para permitir que "la ciencia básica haga correctamente su recorrido del laboratorio a la empresa".