Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una aplicación filtra los números de teléfono publicados en Facebook

El programador londinense Tom Scott ha creado una aplicación que recopila números de teléfono (fijos y móviles) que están expuestos en Facebook. Evil utiliza Google en su rastreo y pretende mostrar que la privacidad de la red social es deficiente.
Evil apuesta por lo sencillo: busca en los grupos tipo "He perdido mi teléfono, pasadme vuestros números de nuevo", los ordena y los publica en su web. No obstante, según explica The Huffington Post, censura los últimos cuatro dígitos del número ya que su programador sólo quiere demostrar que Facebook es vulnerable.
La idea de esta aplicación surgió cuando un amigo suyo encontró su número telefónico después de hacer una búsqueda sencilla en Internet. "Mucha gente no entiende lo que significa público en Facebook", comenta Scott. 
 "En las próximas semanas"
Precisamente, Facebook modificará sus controles de privacidad para conseguir que sean herramientas más sencillas de utilizar, ha anunciado su fundador, Mark Zuckerberg, en una carta publicada por el diario The Washington Post.
Zuckerberg explica que su equipo "está trabajando duro" para que los nuevos controles de la información, "de uso mucho más sencillo", se activen "en las próximas semanas". "El mensaje que más hemos oído últimamente es que las personas quieren controlar sus datos más fácilmente. En pocas palabras, muchos de vosotros creíais que nuestros controles eran demasiado complejos. Nuestra intención era ofreceros controles detallados (...). Nos equivocamos", indica en la misiva.
Entre los nuevos controles se incluirá el refuerzo de la privacidad de los datos que el usuario desea mostrar a toda la comunidad. Zuckerberg ha calificado de "desafío" conseguir que una red como Facebook, compuesta por más de 400 millones de usuarios, facilite el intercambio de información al mismo tiempo que permita el control y la elección del usuario de una forma sencilla.
"Si dejamos que la gente controle lo que comparte, querrá compartir más. Si la gente comparte más, el mundo se vuelve más abierto y conectado. Y un mundo que es más abierto y está más conectado es un sitio mejor. Esos son nuestros principios esenciales", sostiene.