Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los astronautas chinos estrenan su laboratorio espacial

Los dos astronautas chinos (taikonautas) a bordo de la nave espacial Shenzhou-11 han accedido al laboratorio espacial Tiangong-2 para una estancia de un mes. El comandante de la misión, Jing Haipeng, abrió la escotilla del Tiangong-2 a las 06.32 hora local del 19 de octubre (22.32 GMT del martes) y flotó hacia el interior del laboratorio espacial, seguido de su compañero Chen Dong, informa Xinhua, que cita al Centro de Control de Vuelo Espacial de Pekín.
Los astronautas mandaron saludos a sus conciudadanos desde el laboratorio espacial y revisaron el estatus del complejo espacial formado ahora por la nave Shenzhou-11 y el laboratorio Tiangong-2.
Antes de entrar al laboratorio espacial, los dos astronautas entraron al compartimento orbital del Shenzhou-11 y se quitaron sus trajes espaciales de unidad de movilidad intravehicular para ponerse los trajes azules.
Los taikonautas vivirán 30 días en el laboratorio espacial --que orbita a 395 kilómetros de altitud-- antes de regresar a la Tierra. El Shenzhou-11 fue lanzado el lunes por la mañana desde el desierto de Gobi, noroeste de China. La nave espacial se acercó al Tiangong-2 y se acopló automáticamente con el laboratorio espacial tres horas antes de que los taikonautas accedieran al mismo.
Tiangong-2, que significa literalmente 'palacio celestial' fue lanzado a mediados de septiembre y puede ser considerado el primer laboratorio espacial de China. En comparación con Tiangong-1 --un primer módulo orbital para estancias cortas lanzado en 2011--, el Tiangong-2 tiene más instalaciones para garantizar una estancia cómoda para los astronautas, incluyendo el equipo para recibir y enviar programas de televisión con la Tierra y el envío de correos electrónicos. Al menos 14 experimentos se llevarán a cabo en Tiangong-2.