Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Un barco impresionante como el 'Harmony of the Seas' contamina tanto?

Es, sin duda, el crucero más grande del mundo y lleva por nombre nada más y nada menos que Harmony of the Seas. Prácticamente una isla flotante en forma de barco donde hemos podido ver primera mano como es este increíble navío en el que pasar unas vacaciones en familia o en pareja de ensueño.
Más de una decena de piscinas, cancha de baloncesto, campo de golf, mesas de ping ping, un increíble tobogán de 10 plantas de altura, un bar Biomecánico de donde unos brazos mecánicos te sirven tu cóctel o bebida favorita a través de una aplicación, todo tipo de lujos en tu habitación, tiendas, casino, arcade... Ah y ¡hasta un musical directo de Broadway, como lo es Grease.
Incluso zonas para los más peques divididas por edades y donde no te preocupes si se pierden, pues cada nene tendrá una pulsera de quién es su padre y su madre y si es preciso te llevan al niño al sitio en el que te encuentres.
Eso por no hablar del gimnasio y del spa, que muchos gimnasios de grandes ciudades sumarían, peluquería, zona de tratamientos (de pago) de esos que en tu día a día no te da tiempo a pedir cita para rejuvenecer 10 años a los que ya no podrás decir que no... Y una pista de atletismo, rodeando toda la planta del barco mientras ves la alta mar de casi 700 metros.
Aquí es cuando uno se pregunta por cuánto me saldría un día así en mi día a día... viéndolo de esa manera, realmente un crucero es de lo más amortizable. Sin embargo, un buque como este despierta mucho interés. ¿Cómo es? ¿Qué puedo hacer en él? ¿Qué es lo que tiene?, ¿Hay sitios para niños? ¿Encerrará muchas historias dentro? y dudas de otro tipo como si contamina mucho... Y es que con 366 de eslora y 66 de manga, como hemos dicho es casi ya una pequeña isla en movimiento y toda una aventura para vivir en familia o con amigos que cuando la vivas te hará repetir.
Gracias a la Directora General de Royal Caribbean, Belén Wangüemert, hemos podido conocer todo lo que entraña el Harmony of the seas: "Lo que caracteriza y diferencia es la amplitud de la manga donde se da más espacio vital al pasajero", nos afirmaba Belén, lo que hace que uno disfruté de estar en un barco sin agobio. ¡Incluso tiene un pequeño hospital! "Con lo preciso que se puede hacer", expresa Wangüemert.
BELÉN WANGÜEMERT DE LOS TRABAJADORES DEL HARMONY OF THE SEAS: "ESTO ES SU CASA, ES SU FAMILIA"
PREGUNTA (P): Este barco es a lo grande...
RESPUESTA (R): Intentamos enseñar lo mejor que sabemos hacer. No solo en la construcción de los barcos, también en la capacidad de organizar eventos, en el personal, ¿no? La compañía se vuelca como la tripulación y el personal que trabaja en el barco. No solo a la prensa y a los agentes de viajes, sino que esta es la experiencia que vive el pasajero, porque su razón de ser es esta. Para los trabajadores el poder enseñar y ver lo que se puede ofrecer es un reto.
P: 2.100 personas trabajando... Tanto tiempo trabando juntos... ¿A cuántas bodas ha asistido Royal Caribean?
R: Creamos un vínculo muy especial y de hecho muchos trabajadores se acaban convirtiendo parejas. Esto es su casa, es su familia. Trabaja mucha gente joven.
P: Dices que trabaja mucha gente joven, pero aquí hay una media de gente que no cumplen los 20 ni los 25...
R: Esto es un hotel, flotante pero un hotel. Y aunque haya gente joven es gente formada y cualificada y más para poner en marcha un barco como es el Harmony of the Seas, con estas dimensiones, necesitas gente con experiencia.
P: Además, hay personal que tiene mucha experiencia porque hemos conocido gente que lleva 10 años trabajando con vosotros, para lo dura que es la vida de estar todo el tiempo en un barco.
R: Piensa que muchos de nuestros ejecutivos han trabajado en barcos. Michael Bayley, nuestro presidente, es un ejemplo. Él ha trabajado en nuestros barcos. Eso es ver la dinámica de a bordo, es gente apasionada y al fin y al cabo la gente hace carrera no solo en los barcos, sino en Royal Caribbean porque hay personas que llevan media vida trabajando con nosotros como decías.
P: ¿Harmony está pensado para que todo el mundo pueda disfrutarlo?
R: Hemos pensado en que todos los pasajeros tienen que disfrutar de todo durante sus vacaciones, independientemente de la hora que vayas a cenar y del plan de vida que vaya a hacer y esta es una de las artes de organización de la gente que trabaja.
P: ¿De precio?
R: Si lo hubieras comprado con reserva anticipada hay muy buenas ofertas, porque el precio está bastante por encima. Puedes encontrarlo en una buena época por unos 850€ una semana sino entre unos mil y pico, depende.
P: ¿Y como son los camarotes? ¿Hay muchos interiores?
R: Hay muy pocos, además incluyen 'virtual balcony', con la que ves lo mismo que tiene una persona en un camarote con luz. Sin agobio.
P: ¿Quién organiza esto? ¿Quién dirige toda la infraestructura de esta ciudad flotante?
R: Es un equipo muy grande y te diría que quien lleva todo es el director de hotel que es el máximo responsable, porque hay muchas cosas que tienen que funcionar al mismo tiempo. Pero es un trabajo de equipo que está muy bien definido y muy bien estructurado. Es un proceso de coordinación de quipos. Hay uno de comida y bebida, otro de espectáculos.
CON SEMEJANTE TAMAÑO: ¿CONTAMINA O NO EL HARMONY OF THE SEAS?
P: ¿Peso? Hay unas calidades, unos materiales,... por lo que se puede duplicar o triplicar el peso. En unas zonas hay vajilla de plástico y en los restaurantes de especialidades todo cristal.
R: Sí claro pero se juega con todo, de eso se encarga diseño naval y se hacen pruebas de navegación para ello, porque si no se duplica o triplica el peso.
P: Y qué nos puedes hablar de la contaminación, de la responsabilidad que tiene con el medio ambiente...
R: Sí está circulando bastante información poco contrastada. La gente ignora que hay una normativa muy estricta que hay que cumplir del IMO, de la International Maritime Organization que realmente determina las inmersiones que puedes hacer, las zonas donde hay un mínimo y un máximo y eso es de obligado cumplimiento para todos los barcos que navegan por todo el mundo.
En Royal invertimos mucho en tecnología para tener cada vez menos impacto medioambiental y ser más eficientes. Harmony es un 25 por ciento mas eficiente que el que se construyó el año pasado que está en Barcelona. Para nosotros es un trabajo constante y no vivimos al margen de la legalidad, aquí se trata todo, se regulan todas las aguas, o los fluorescentes de LED que son para que no emitan calor para que se consuma menos, que todo sea más eficiente y de reciclaje que se cumpla con todo.
"HAY TODA UNA LEGISLACIÓN QUE LAS NAVIERAS TIENEN QUE CUMPLIR"
Aquí se tratan las aguas. En la quilla del barco hemos implementado un sistema que lubrica a través de aire, con burbujas y que así surque mejor el barco el agua... tiene menos motor que el anterior. Se dan y se hablan de unas cifras muy escandalosas pero hay toda una legislación. Existen unas zonas del mundo que llaman zonas secas y hay que saber lo que dice la ley y que las navieras lo cumplen.
Desde Royal Se hace un gran esfuerzo. Nosotros no comunicamos este mensaje no por nada, sino porque al consumidor le interesan otras cosas, pero eso no quiere decir que no estemos a la vanguardia y hay una legislación que cumplimos. No vivimos al margen de la legalidad, cumplimos el ISO 14001 (conjunto de normas que cubre aspectos del ambiente, de productos y organizaciones destacando el ISO 14001, un estándar internacional que expresa cómo establecer un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) efectivo).
El barco dispone de una planta de reciclaje y de una incineradora y lo que no se puede reciclar dentro del barco cada vez que llegamos a un puerto lo donamos para reciclar. Todas las aguas del barco se tratan y tenemos un planta de ósmosis y una planta potabilizadora y placas solares.
Y tú, ¿te embarcarías en este fantástico crucero de ensueño?