Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bioluminiscencia de los peces pudo evolucionar de forma independiente muchas veces y entre muchos hábitats

La bioluminiscencia --la producción de luz a partir de un organismo vivo-- puede estar más generalizada entre los peces marinos que se pensaba, según revela un estudio publicado este miércoles en 'Plos One' por Matthew Davis, de la Universidad Estatal de St. Cloud, en Estados Unidos, y sus colegas.
La mayoría de las personas pueden estar familiarizadas con la bioluminiscencia de las luciérnagas, pero el fenómeno se pueden encontrar a lo largo del océano, incluyendo en los peces. Davis y sus colegas analizaron fragmentos de genes nucleares y mitocondriales de más de 300 taxones para inferir el número de orígenes evolutivos independientes de la bioluminiscencia e investigar la diversificación de estos linajes.
Aunque este trabajo se centró sólo en peces con aletas radiadas, los autores encontraron que la bioluminiscencia puede haber evolucionado de forma independiente 27 veces en 14 de las principales clados de peces --grupos de peces que provienen de un ancestro común-- y sugieren que todos los peces incluidos en el estudio han desarrollado la bioluminiscencia desde el Cretácico inferior, hace unos 150 millones de años.
El equipo también plantea que en algunos, pero no todos, los casos, una vez que una línea evolutiva de peces desarrolló la capacidad de producir luz, poco después se ramificó en muchas especies nuevas. "Cuando las cosas evolucionan de forma independiente múltiples veces, se puede inferir que la función es útil --según el coautor W. Leo Smith, de la Universidad de Kansas, Estados Unidos--. Alrededor del 80 por ciento de las especies de peces son bioluminiscentes, lo que esto nos dice que la bioluminiscencia es casi un requisito para que los peces tengan éxito".
"Muchos peces proliferan especies cuando desarrollan este rasgo, se diferencian, pero no sabemos por qué", dice Smith. "En el océano, no hay barreras físicas para separar los grupos de peces de aguas profundas, así que ¿por qué hay tantas especies de rapes, por ejemplo? Cuando empiezan a usar la bioluminiscencia para el reconocimiento de las especies, se diversifican en muchas más especies", añade.
Para seguir esta línea de investigación, Smith y sus coautores están trabajando ahora para identificar genes específicos asociados con la producción de bioluminiscencia en los peces.