Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las pandillas callejeras de Nueva York usan Twitter para organizar sus peleas

Las bandas callejeras de Nueva York usan Twitter para organizar sus peleas y actos violentos.telecinco.es
Las pandillas callejeras de Nueva York se están convirtiendo en bandas 'tweets'. Matones y delincuentes de Manhattan se han sumado al tirón tecnológico para usar el popular portal de intercambio de mensajes instántaneos para organizar sus ataques y actividades delictivas, según revela el . 'New York Daily News'
La vieja escuela del hampa ha encontrado en las nuevas tecnología una herramienta que les permite trazar sus estrategias en los 140 caracteres.
La policía ha advertido a los padres que en las redes sociales y los chats están infiltradas pandillas de violentos. Un incidente entre la banda 'Original Young Gangsters' y la policía que terminó con un joven herido de bala en una pierna comenzó a organizarse en Twitter, según el periódico neoyorquino.
Ahora además de organizar sus batallitas callejeras, resumen los resultados de sus acciones y cuentan lo sucedido, en los breves mensajes de la red.
Los investigadores ya están monitorizando el tráfico de mensajes con el objetivo de atrapar a los pandilleros antes de que comiencen sus actos. Y también después de las acciones con el fin de encontrar pistas que les permita identificar a los participantes de los actos violentos.
"Es una herramienta más, igual que los registros telefónicos", dijo una fuente policial. "Podemos ir a través de ellos [Mensajes] para buscar a estos chicos".
Hace apenas una semana, Twitter ayudó a una grupo de voluntarios a impedir una guerra en plena calle. Habían seguido un intercambio de amenazas entre dos bandas rivales y se acercaron al lugar donde se habían citado para frustar los planes violentos de las pandillas.
Un jóven, perteneciente a un grupo violento, sin embargo, aseguró que usaban una jerga particular y frases criptada para impedir que la policía tuviera acceso a sus planes.