Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un libro cuenta las anécdotas de los primeros pasos de Internet en España

Sus autores son Jorge Villabona y Angel María Herrera, que se encontraron por primera vez hace más de un año para poner en marcha, en la vida real, su idea concebida en el mundo virtual.
No es un libro académico ni histórico -"quien busque fechas exactas no las va a encontrar", ha advertido Herrera-, sino una selección de anécdotas de aquellos que se aventuraron en España en los primeros años del surgimiento de Internet, aportando ideas y creando negocios, algunos exitosos, otros fracasados.
Sobre todo "es un libro sobre emprendedores, gente que cree en sus posibilidades", ha dicho Eudald Doménech, fundador del servidor de servicios por Internet Servicom y uno de los que cuenta sus experiencias en el libro.
El deslumbre que generaba la red en sus primeros años, cuando "nos quedábamos diez minutos esperando, con brillo en los ojos, a que se cargara una página", ha sido rememorado por Humberto Matas, que dejó la carrera como actor para dedicarse a Internet y crear Teknoland, importante compañía de desarrollo web en España. Pero también ha recordado las dificultades de los años "pos burbuja" cuando, "después de la tempestad, solo siguió trabajando en el área quien tenía muchas ganas y muchas ideas".
Con un lenguaje sencillo, sin tecnicismos, el libro pretende llegar a todo el público y hacer frente al "gran desconocimiento" sobre Internet que todavía existe en España, ha explicado Alfonso Arbaiza, director de la Fundación para el Desarrollo Infotecnológico de Empresas y Sociedad (Fundetec), patrocinadora del libro. Arbaiza ha señalado que solo alrededor del 41 por ciento de los hogares españoles tiene Internet -casi 10 puntos abajo del promedio europeo- y que solo un 10 por ciento de los que acceden a la red en el país tienen más de 50 años.
 
 
KOD