Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio demuestra que en el Universo profundo la Teoría de la Relatividad de Einstein sigue siendo válida

Un equipo internacional dirigido por investigadores japoneses ha elaborado un mapa 3D de unas 3.000 galaxias que se encuentran a 13.000 millones de años luz de la Tierra. Sin embargo, lo más destacable para los expertos de este trabajo es que ha se demostrado que la Teoría General de la Relatividad de Einstein sigue siendo válida en el espacio profundo.
Desde que se descubrió a finales de 1990 que el Universo se está expandiendo a un ritmo acelerado, los científicos han estado tratando de explicar por qué.
Para poner a prueba la teoría de Einstein sobre este proceso, el equipo de investigadores del Instituto Kavli para Investigación de la Física y las Matemáticas (Kavli IPMU) ha utilizado los datos de la Encuesta 'FastSound' en la que se ha recogido datos de más de 3000 galaxias distantes y ha analizado sus velocidades y la agrupación.
Los resultados indican que, incluso en el Universo lejano, la Teoría de la Relatividad es válida, apoyando el hecho de que la expansión del cosmos podría explicarse por una constante cosmológica, según lo propuesto por Einstein. "Pusimos a prueba la teoría de la relatividad general más lejos que de lo que nadie lo ha logrado. Es un privilegio poder publicar nuestros resultados, 100 años después de que Einstein propusiera su teoría", ha apuntado el autor principal del trabajo, Teppei Okumura.
"Después de haber iniciado este proyecto hace 12 años, me da un gran placer ver, por fin, como estos resultados salen a la luz", ha declarado Karl Glazebrook, profesor de la Universidad Tecnológica de Swinburne, quien propuso la encuesta.
Hasta ahora, nadie había sido capaz de analizar galaxias situadas a más de 10.000 millones de años luz de distancia, pero el equipo ha conseguido romper esta barrera gracias al instrumento MOM (Espectrógrafo de fibra Multi-Objeto) en el telescopio Subaru, que puede galaxias entre los 12.400 y 14.700 millones de años luz de distancia.