Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las hormigas, clave para que una especie vegetal híbrida se "independice" de sus progenitores, según el CSIC

Las hormigas han resultado ser claves para la polinización de una especie híbrida de narcisos en un experimento desarrollado en el Real Jardín Botánico por investigadores del CSIC, según ha informado el organismo investigador.
Los científicos responsables de la investigación han explicado que el objetivo de la misma era determinar si las especies vegetales híbridas son capaces de atraer insectos polinizadores que no frecuentan a las especies de las que proceden, con el fin de asegurar su supervivencia como especie independiente.
Según explican desde el CSIC, para que dos especies se mantengan separadas es necesario que "estén aisladas reproductivamente, es decir que el polen fecunde a su propia especie", por lo que los agentes polinizadores son el "condicionante principal" para la supervivencia de una especie y son también la razón por el proceso de "selección natural" las plantas desarrollan "colores, olores y recompensas" a los polinizadores para que depositen el polen en otras flores de la misma especie y que éstas produzcan semillas.
En el caso analizado por los científicos responsables del estudio (que ha sido publicado en la revista 'New Phytologist') encontraron que mientras que dos especies de narcisos eran polinizados mayoritariamente por mariposas y varios grupos de himenópteros, respectivamente, en la especie que resultó de la hibridación de ambos la polinización corrió a cargo "prácticamente de las hormigas", según ha explicado el investigador Javier Fuertes.