Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo ingenio de Apple permitirá tareas simúltaneas en iPhone y en iPad

Jobs, con su nuevo 'juguete'. Foto: EFE.telecinco.es
El grupo tecnológico Apple presentó la cuarta generación del sistema operativo para el iPhone OS4, que permitirá simultanear tareas en el popular teléfono móvil y en el nuevo ordenador iPad. En un evento para programadores y periodistas en la sede de la firma, en Cupertino, California, el cofundador y consejero delegado de Apple, Steve Jobs, mostró el nuevo software, que estará disponible para el iPhone este verano y en otoño para el iPad.
"No somos los primeros en la fiesta, pero seremos los mejores", aseguró Jobs, quien añadió que la firma se demoró en introducir esta función porque suele suponer un mayor consumo de batería para los teléfonos móviles y los hace más lentos.
Usuarios y expertos lamentaban desde hace tiempo que el iPhone sólo permitiera operar a la vez ciertos programas de Apple. A partir de ahora, será posible, por ejemplo, escuchar música en la radio en línea Pandora mientras se leen correos en la pantalla del teléfono, o mantener una conversación vía Skype mientras se realiza una búsqueda en Google Maps.
Algunos analistas se habían quejado de que la tableta no tuviera función multitarea, lo que era considerado por muchos como una de sus principales carencias, junto a la falta de teclado real, webcam o puertos USB. Ahora, el iPhone OS4 permitirá también que el teléfono tenga una bandeja de entrada unificada para todas las cuentas de correo electrónico del usuario y conectarse con un teclado normal mediante tecnología Bluetooth, entre otras funciones.
Jobs anunció la creación de una plataforma publicitaria llamada iAd a través de la cual Apple venderá anuncios en aplicaciones para el iPhone desarrolladas por programadores ajenos al grupo tecnológico, permitiéndoles quedarse con el 60% de los ingresos que generen los anuncios. El evento de hoy sirvió, de paso, para hacer públicas cifras de ventas de los dos productos más populares de Apple en este momento.
Según Jobs, la compañía ha vendido ya 450.000 unidades del iPad desde que salió al mercado el pasado sábado en EE.UU. y reconoció que la empresa está teniendo dificultades para atender la elevada demanda. En cuanto al iPhone, ya se distribuyeron 50 millones de aparatos desde su lanzamiento en el verano de 2007 y se descargaron 4.000 millones de aplicaciones para el teléfono.
Pese a estas cifras, las acciones de Apple reaccionaron con ligeras bajas en los mercados y hacia las 20.00 horas GMT caían un 0,18 por ciento en el Nasdaq, hasta los 240,16 dólares. Por otra parte, la publicación tecnológica digital Digitimes aseguró hoy que Apple proyecta el lanzamiento de una versión más pequeña del iPad en el primer trimestre de 2011, algo así como un iPad Nano con una pantalla de sólo cinco o siete pulgadas.
Este modelo estaría dirigido a un usuario que sólo quiere el aparato para navegar en la red, ver películas y acceder a videojuegos, y tendría un precio de 400 dólares en EE.UU.