Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La misión Rosetta de la ESA terminará el 30 de septiembre

La nave espacial Rosetta de la ESA completará su misión, con un descenso controlado hacia la superficie del cometa 67P/CG, el 30 de septiembre.
La misión está llegando a su fin como consecuencia de la cada vez mayor distancia de la nave espacial del Sol y la Tierra. Se está dirigiendo hacia la órbita de Júpiter, lo que resulta en una reducción de la energía solar recibida para operar la nave y sus instrumentos, y una reducción en el ancho de banda disponible para el enlace descendente de datos científicos.
En combinación con el envejecimiento de la nave y la carga útil que han soportado las duras condiciones del espacio más de 12 años - no menos de dos años cerca del polvo de un cometa - esto significa que Rosetta está llegando al final de su vida natural.
En lugar de correr el riesgo de una larga hibernación, de la que es poco probable que se recupere, y después de consultar con el equipo científico de Rosetta en 2014, se decidió que Rosetta seguiría a su aterrizador Philae descendiendo hacia el cometa, informa la ESA.
Las últimas horas de descenso permitirán a Rosetta hacer muchas mediciones únicas, incluyendo imágenes de muy alta resolución, aumentando el retorno científico de Rosetta con datos preciosos alcanzables sólo a través de una conclusión única. Las comunicaciones cesarán, sin embargo, una vez que el orbitador llegue a la superficie, y sus operaciones se darán entonces por terminadas.
"Estamos tratando de exprimir la mayor cantidad de observaciones posible, antes de que se quede sin energía solar", dice Matt Taylor, científico de la misión. "El 30 de septiembre marcará el fin de operaciones de la nave, pero también el comienzo de la fase donde la información completo de los instrumentos estará disponible para la ciencia. Tenemos años de trabajo por delante, con un análisis exhaustivo de sus datos", explicó.