Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los puntos brillantes de Ceres se evaporan con el sol

Nuevas y muy precisas observaciones del planeta enano Ceres desde el telescopio La Silla (Chile) sugiere que el material de sus puntos brillantes puntos es volátil y se evapora ante la luz del sol.
El descubrimiento de estos cambios inesperados en los puntos brillantes, y del movimiento de los puntos respecto a la Tierra debido a la rotación de Ceres sobre su eje, ha sido posible con el espectrógrafo HARPS en el telescopio de 3,6 metros del ESO (European Southern Observatory).
El autor principal del nuevo estudio, Paolo Molaro, del Observatorio Astronómico INAF-Trieste, declaró: "Tan pronto como la nave espacial Dawn de la NASA reveló los puntos brillantes misteriosos en la superficie de Ceres, inmediatamente pensé en los posibles efectos medibles desde la Tierra. A medida que Ceres gira, los puntos se acercan a la Tierra y luego retroceden de nuevo, lo que afecta a todo el espectro de la luz solar reflejada desde allí hacia la Tierra ".
Ceres gira cada nueve horas y los cálculos mostraron que las velocidades de los puntos de aproximación y alejamiento de la Tierra debido a esta rotación serían muy pequeños, del orden de 20 kilómetros por hora. Pero este movimiento es lo suficientemente grande como para ser medible a través del efecto Doppler con instrumentos de alta precisión como HARPS.
El equipo observó Ceres con HARPS durante algo más de dos noches en julio y agosto de 2015. "El resultado fue una sorpresa", añade Antonino Lanza, en el Observatorio Astrofísico INAF-Catania y co-autor del estudio, publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. "Nos encontramos los cambios previstos en el espectro de la rotación de Ceres, pero con otras considerables variaciones de noche a noche."
El equipo concluyó que los cambios observados podrían deberse a la presencia de sustancias volátiles que se evaporan bajo la acción de la radiación solar. Cuando las manchas en el interior del cráter Occator --las mayores del planetan enano-- están en el lado iluminado por el Sol forman penachos que reflejan la luz solar de forma muy eficaz. Estas plumas luego se evaporan rápidamente, pierden la reflectividad y producen los cambios observados. Este efecto, sin embargo, cambia de una noche a otra, dando lugar a patrones aleatorios adicionales, en ambas escalas de tiempo, cortas y largas.
Si se confirma esta interpretación, Ceres parece ser muy diferente de Vesta y los otros asteroides del cinturón principal. A pesar de estar relativamente aislada, parece ser internamente activa. Ceres es conocida por ser rica en agua, pero no está claro si esto está relacionado con los puntos brillantes. La fuente de energía que impulsa esta fuga continua de material de la superficie es también desconocida.
Dawn sigue estudiando Ceres y el comportamiento de sus misteriosas manchas. Las observaciones desde la Tierra podrán continuar incluso después del final de la misión espacial.