Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los remolinos aumentan la supervivencia de los peces de los arrecifes de coral en aguas subtropicales

Desde hace tiempo, se pensaba que los remolinos que se producen en el océano son beneficiosos para organismos como las larvas de peces que residen dentro de ellos a causa de una mayor producción de fitoplancton, pero ha sido difícil de conseguir evidencia directa sobre esta hipótesis. Un nuevo estudio que muestreó secuencialmente peces tropicales desde sus fases larvarias a su asentamiento en los arrecifes confirma el papel fundamental de estas características oceanográficas.
Los investigadores, cuyo trabajo se publica esta semana en 'Proceedings of the National Academy of Sciences', encontraron que los peces jóvenes criados en remolinos ricos en nutrientes en el estrecho de la Florida, en Estados Unidos, crecieron más rápido y tenían una ventaja de supervivencia en comparación con sus contrapartes fuera de los remolinos y tenían más probabilidades de poblar arrecifes cercanos debido a su crianza más robusta.
"Los remolinos elevan los nutrientes y proporcionan un entorno de alta productividad que da a las larvas de peces que crecen allí una ventaja en la supervivencia", afirma Su Sponaugle, bióloga del mar e investigadora principal del estudio que está afiliada con las universidades estatal de Orteón y de Miami, en Estados Unidos.
"En las aguas más frías de primavera, cuando las larvas de peces están creciendo más lentamente, la diferencia entre los peces criados en el interior o en el exterior de los remolinos es pequeña", explica. "Pero antes de agosto, cuando las aguas cálidas elevan las tasas de peces en crecimiento, el alimento se vuelve escaso y los peces y las larvas que residen dentro de los remolinos tienen más probabilidades de sobrevivir", añade.
El estudio es importante porque proporciona a los administradores de recursos y los modeladores de las poblaciones de peces valiosos datos nuevos, según Robert Cowen, director del Centro de Ciencias Marinas Hatfield de la Universidad Estatal de Oregón. "Si hay zonas donde se predice que habrá remolinos, podrían considerarse zonas pelágicas de cría que apuntan a niveles más altos de protección contra la interferencia humana", dice Cowen.
"Por otra parte, la tesis sobre el paepl de los remolinos debería incorporarse en los esfuerzos de modelado que aportan información sobre la toma las decisiones. La influencia de los remolinos puede llegar a ser aún más importante con el calentamiento de los océanos", añade el doctor Cowen, también autor del artículo sobre la investigación.
UN BENEFICIO PARA PECES PEQUEÑOS Y GRANDES
En su estudio, los científicos recolectaron larvas de peces, tanto de dentro como de fuera de remolinos, centrándose en tres especies: lábrido de cabeza azul ('Thalassoma bifasciatum'), peces loro bluelip ('Cryptotomus roseus') y peces damisela bicolor ('Stegastes partitus'). Se determinaron las tasas de crecimiento diario de los peces a través del examen de sus otolitos, o piedras para la audición, y se encontró que los que crecieron dentro de los remolinos tuvieron tasas de crecimiento sustancialmente más altas que los peces capturados fuera de los remolinos.
Unas semanas más tarde, se tomaron muestras de ejemplares jóvenes que se habían asentado en los arrecifes cercanos y otra vez se empelaron los otolitos para trazar las tasas de crecimiento diario de los peces, lo que permitió determinar que casi todos los que sobrevivieron a la etapa juvenil presentaban patrones de crecimiento similares a las larvas de los remolinos.
Los peces criados en el interior de los remolinos tienen diferentes signos de crecimiento en los otolitos que los criados fuera de los nremolinos, explica Kathryn Shulzitski, autora principal y asistente de la Universidad de Miami. "Ésta es la primera vez que hemos sido capaces de tomar muestras de peces a lo largo de su crianza de larvas en alta mar hasta su vida como juveniles en el arrecife y ver cuáles registraban una ventaja de supervivencia", subraya.
Los investigadores teorizan con que las larvas de peces que residen fuera de los remolinos o bien mueren de hambre o están lo suficientemente débiles para ser más susceptibles a los depredadores. "Aunque nos centramos en tres especies de peces de arrecife pequeñas, es probable que la importancia de los remolinos para las especies más grandes --incluyendo los que pescan las personas como alimento-- sean los mismos", afirma Cowen.
"De la misma manera, esto probablemente no es aplicable sólo a los estrechos de Florida. Los remolinos son muy abundantes en las aguas de todo el mundo y su papel en la mezcla y la agitación de los nutrientes es fundamental", concluye este investigador.