Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 62% de los usuarios utiliza las redes sociales mientras ve la televisión

usuario móvil, móvil, smartphonestelecinco.es
Un nuevo estudio revela que el 62 por ciento de los usuarios utiliza las redes sociales mientras ve la televisión y una cuarta parte de los consumidores utiliza redes sociales para discutir lo que está viendo, mientras lo está viendo. Los dispositivos móviles son una parte importante de la experiencia de la TV.
La televisión social se está convirtiendo en un fenómeno masivo, según ponen de manifiesto los resultados del estudio anual del Ericsson ConsumerLab sobre Tendencias del consumidor en TV&Video" correspondiente a 2012.
Los datos para la realización del estudio fueron recogidos en Brasil, Chile y EEUU, China, Alemania, Italia, México, Corea del Sur, España, Suecia, Taiwán, UK.
En total se realizaron 14 entrevistas cualitativas y 12.000 cuantitativas online, representativas de un colectivo de más de 460 millones de consumidores.
La principal conclusión del estudio revela que el 62 por ciento de los consumidores utiliza semanalmente las redes sociales mientras ve la TV, lo que supone un incremento de 18 puntos porcentuales en un año.
Este uso simultáneo de TV y redes sociales es más frecuentado por las mujeres (66 por ciento) que por los hombres (58 por ciento). También destaca en el estudio que una cuarta parte de los consumidores utiliza redes sociales para discutir lo que está viendo, mientras lo está viendo.
El asesor senior de Ericsson ConsumerLab, Niklas Rönnblom, subraya que "los dispositivos móviles son una parte importante de la experiencia de la TV y que el 67 por ciento de los consumidores utiliza 'smartphones', 'tablets' o portátiles para ver vídeos y TV.
Además, asegura que el 60 por ciento de los consumidores asegura utilizar semanalmente servicios televisivos bajo demanda. Ver televisión mientras los usuarios se mueven está creciendo en popularidad, hasta el punto de que la mitad del tiempo que emplean en el uso de televisión y vídeo a través del 'smartphone' se realiza fuera del hogar; un consumo cuyo incremento se ve favorecido por las conexiones de banda ancha móvil.
Aunque la demanda y comportamiento en el uso de la televisión están cambiando, sólo el 7 por ciento de los consumidores dice que reducirá en el futuro sus suscripciones de televisión. De hecho, en vez de intentar reducir los costes, los consumidores están dispuestos a pagar más por una experiencia de visualización televisiva mejorada: el 41 por ciento está dispuesto a pagar por la TV y el vídeo en HD.
Más de la mitad de los consumidores prefiere la posibilidad de elegir el contenido específico de su televisión y vídeo. En este contexto, Rönnblom afirma que "como el número de pantallas y servicios va en aumento, la gente busca ansiosamente un terminal fácil de usar que reúna todos los servicios".
Por ello cree que este terminal debe permitir a los consumidores mezclar el uso de la TV bajo demanda con el de la televisión lineal que ofrece contenidos en directo, facilitar el descubrimiento de contenidos, aprovechar el valor de la TV social y proporcionar acceso transparente a través de dispositivos.