Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El verdadero rostro de Jesús

Jesús era más bien bajito, moreno, peludo y no tenía los ojos azules. Un grupo de realizadores de Nueva York  han reconstruido el verdadero rostro de Cristo a partir de los restos de sangre y material orgánico encontrados en la sábana santa en Turín, según publica el . 'NewYork Post.com'

La recreación en tres dimensiones ha sido realizada para una emisión de Discovery Channel que saldrá al aire próximamente.
Ray Downing, presidente del estudio explicó cómo se hizo. La sangre de Jesús se adhirió a la sábana, pero no se alinean las marcas de la cara con las originales. La teoría popular asegura que la imagen oscura en la tela fue creada cuando se oxigenaron los aceites en la parte de la sábana tocada por el cuerpo.
Downing, por su parte, rechaza esta "hipótesis que nadie ha tratado de invalidar y que se refuta fácilmente", dice. Afirma que su técnica de imágenes por ordenador, en realidad, descubrió sustancias en la teala a partir de las que podía crear la verdadera imagen y ver por primera vez desde la crucifixión, el rostro real de Jesús.