Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La última versión del iPhone llega mañana a las tiendas de ocho países

Detalle de la presentación de las funciones del nuevo teléfono iPhone 3GS de Apple en el marco de la Conferencia Anual de Desarrolladores de Apple el pasado 8 de junio en San Francisco, California (EEUU). EFE/Archivotelecinco.es
La última versión del popular teléfono celular iPhone, de Apple, sale mañana a la venta en ocho países del mundo, entre ellos Estados Unidos y España, con novedades como cámara de vídeo, función de módem, reconocimiento de voz y un procesador más rápido.
El iPhone 3G S, que seguirá ligado en exclusiva a una operadora de telecomunicaciones, saldrá a la venta en Estados Unidos por 199 dólares, si se trata del modelo con 16 gigas de memoria, y por 299 dólares, si es el de 32 gigas.
Se calcula que sus ventas durante el primer fin de semana podrían alcanzar el medio millón de ejemplares en los ocho países en los que estará disponible, una cifra elevada si se compara con el millón vendido por su predecesor, el iPhone 3G, cuando salió simultáneamente en veintiún naciones.
Los países en los este famoso teléfono sale al mercado son Canadá, Francia, Alemania, Italia, España, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos, mientras que a partir del 26 de junio se podrá comprar también en Australia, Austria, Bélgica, Irlanda, Japón y Holanda.
La tercera versión del iPhone llega a las tiendas justamente cuando se cumplen dos años de la salida a la venta del modelo original en EE.UU., en junio de 2007, y, por tanto, cuando vencen los contratos de permanencia mínima firmados entre sus usuarios y AT&T, la operadora que tiene la exclusiva en este país.
Coincidiendo con el lanzamiento del iPhone 3G S, Apple también ha reducido a la mitad el precio de su predecesor, que costará 99 dólares en Estados Unidos.
Además, ofrece una actualización del software para quienes ya tienen una versión del conocido celular de Apple que incorpora funciones como la de "cortar y pegar" textos, teclado apaisado para redactar correos electrónicos, mensajes multimedia o un sistema de búsqueda para rastrear contenidos.
Con estos nuevos aparato y software, Apple tratará de posicionarse entre los cada vez más numerosos dispositivos capaces de competir con iPhone, como el nuevo Palm Pre, los últimos modelos de BlackBerry (que goza de una cuota de mercado del 55% en Estados Unidos) y con los que han decidido incorporar el software Android, de Google, como el HTC Drema (G1) o el HTC Magic.