Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tratamientos de reproducción asistida requieren apoyo médico y emocional

Someterse a un tratamiento de reproducción asistida es toda una prueba para la pareja, ya que el deseo de ser padres se une con factores médicos y genera un conjunto de emociones que los profesionales y los servicios de apoyo de las unidades especializadas deben manejar, tal y como han informado desde el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.
"La aventura de ser padres llega a las parejas en la mayoría de las ocasiones por sorpresa. Normalizar los sentimientos, intentar compartirlos con alguien cercano y con especialistas o con grupos de apoyo puede quitar mucho del peso que cae sobre nosotros", ha afirmado la asesora emocional de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Quirónsalud Zaragoza y autora del libro 'No tires la toalla, hazte un bonito turbante', Marian Cisterna.
Con el objetivo de tratar este tema, la propia Cisterna ha organizado 'El picnic literario', una reunión de autoras relacionadas con el campo de la fertilidad, que tendrá lugar en el Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid el próximo sábado, 20 de febrero.
En el encuentro participarán Eva María Bernal y Rosa Maestro, quienes abordarán la maternidad en solitario; Noelia Tovar, que contará cómo hacer frente al universo de las adopciones; Laura Tobar, que disertará sobre la ovononación; Anabel Manchón, que explicará cómo logro ser madre gracias a la gestación subrogada; Isabel Ibor, que se referirá a cómo responder con sencillez a las preguntas de los niños nacidos por procesos de reproducción asistida; y Virginia Ruipérez, que hablará sobre cómo la alimentación puede ayudar a la fertilidad.
Marian Cistierna expondrá las pautas para sobrellevar de manera positiva los reveses que pueden asociarse a los tratamientos de reproducción asistida. En su opinión, "el deseo de ser padres es un camino difícil. A medida que vas avanzando en el proceso, el trayecto se vuelve más complicado a nivel emocional. La tristeza, la desilusión y el cansancio hacen que el espíritu de lucha comience a desgastarse. Afrontar la ovodonación, por ejemplo, o la adopción de embriones es difícil emocionalmente. Por eso insisto en atender los consejos de los especialistas. Cuando escuchas el porcentaje de éxito de algunos tratamientos, el nivel de esperanza sube y eso ayuda muchísimo a tomar decisiones importantes".
El jefe del Servicio de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Antonio Gosálvez, ha asegurado que "es importante que estos servicios efectúen un buen abordaje técnico del deseo de ser padres, pero que no se olviden de prestar atención a las sensaciones y emociones que afectan a las parejas cada día. El deseo de ser padres tiene un aspecto racional y otro instintivo. El profesional debe atender a ambos".