Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los vecinos de Malibu se quejan por los olores de un baño en la casa de Bob Dylan

Los vecinos de Bob Dylan dicen sufrir los fuertes olores de un baño de la mansión del cantautor en Malibu, una pestilencia aparentemente ignorada por el artista que les ha obligado a abandonar sus habitaciones, informó hoy la prensa local.
Los residentes con propiedades cercanas a la de Dylan en la lujosa área costera del sur de California aseguraron que empezaron a padecer el hedor hace más de seis meses, aunque el cantante ha ignorado hasta la fecha sus quejas, señaló el diario Los Angeles Times.
"Es un escándalo, 'el señor derechos civiles' está matando nuestros derechos civiles", comentó David Emminger, cuya casa es contigua a la de Dylan.
El foco de olores es, al parecer, un cuarto de baño portátil exterior que colocó en la propiedad el autor de "Blowin in the Wind" para que fuera usado por el personal que trabaja en su finca en la zona de Point Dume.
"(El hedor) empezó en septiembre. Fui a la parte delantera de mi jardín y sentí náuseas. Al principio no sabía de dónde provenía ese olor", explicó Cindy Emminger, de 42 años, quien posteriormente enfermó supuestamente por las condiciones del aire, lo mismo que le ocurrió a su hijo de 8 años.
"Ambos somos alérgicos y sensibles a los productos químicos. Al final me di cuenta de que ellos habían movido el baño portátil adelante de la puerta principal de mi casa y descubrí que el olor venía de eso", relató Emminger.
Los vecinos aseguraron que la pestilencia se propaga con la brisa marina y que incluso en noches cálidas tuvieron que dejar sus habitaciones porque el aire se hacía irrespirable.
Los Emminger llegaron a colocar cinco ventiladores industriales en la parte delantera de su propiedad para intentar bloquear el olor originado en la zona trasera de la casa de Dylan, pero se rindieron al comprobar que la fuerza de la brisa era superior a la oposición que hacían sus ventiladores.
En enero, un inspector señaló que un agente municipal fue echado del lugar por el equipo de seguridad de Dylan cuando acudió a investigar lo que ocurría y lo acusaron de entrar en propiedad privada.
Según los vecinos, los empleados de seguridad del cantautor, que están de guardia las 24 horas, son unos de los que utilizan el baño portátil.