Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Ya no me desnudo de golpe con los hombres, ahora busco más el morbo, sacarle el juguillo"

Ante todo, declaración de intenciones. Loles León se ha declarado fan acérrima de Gran Hermano en el plató de La Noria. Es fanática del programa que presenta Mercedes Milá. De hecho, Jorge Javier ha confesado que vio una gala en su casa y se puso a gritarle a la televisión. Cosa nada extraña, según ha reconocido Loles, "lo hago siempre, en mi casa también les digo que si esto sí, que si esto no a los concursantes".
Y por este camino ha llegado uno de los momentos más emotivos del programa, cuando 'Chiqui', Almudena, la concursante finalista de la décima edición el programa, ha llamado para agradecerle su apoyo, puesto que Loles se ha declarado fan de la cartagenera: "la ha defendido porque somos del gremio de las bajitas, espero que siga siendo como es, maja y estupenda, y con un par de ovarios".
Otra que ha querido recordar motivos simpáticos con Loles ha sido Bibiana Fernández, que ha revelado cómo se vistió para una fiesta de inspiración oriental que celebraron recientemente. Sin embargo, la actriz le ha quitado la palabra para detallar ella misma cómo era su disfraz: "yo no parecía una china, sino tres, además me puse una peluca de plástico de doce 'leuros' que era la que más brillaba y luego Bibi apareció vestida de otra cosa, de modo que todas fuimos de chinas menos ella, que vino toda llena de flores, que parecía la primavera romana...".
Cambia su percepción de los hombres
Por otro lado, Loles ha reconocido que ya no le exige tanto a los hombres. Antes la enervaba y estaba muy pendiente de si "meaban fuera de la taza" o "tiraban la ropa por el suelo". Ahora busca un compañero que la acompañe con menos exigencias.
De hecho, ya no se desnuda como antes, de golpe, delante de un hombre: "no es porque tenga ningún problema, que estoy mas buena que la leche, es porquequedarme desnuda no lo haría ahora pero per el morbo. Antes, enseguida que veía a uno, hale, todo de golpe. Ahora busco más juguito a la cosa". 
Cuestión de principios
 
Pero hay cosas que no cambian, y esos son sus principios. Seguirá yendo a todas las manifestaciones que le dicte su conciencia, como la reciente contra los bombardeos israelíes sobre Gaza. En este sentido, para citar un ejemplo, ha puntualizado que nunca trabajaría para alguien como Jiménez Lozantos. Algo que ya deberían saber los contertulios por su biografía: "yo trabajo con quien me entiendo. Y cuando no me he sentido bien tratada me he ido. Por eso no voy a trabajar con quien no tengo las mismas percepciones políticas y vitales. Para mi es importante. Antes que antes que actriz soy mujer, persona, madre y esposa, pero primero ciudadana.