Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La niña quiere estar con sus dos mamás"

Mari dejó claro en La Noria se quiere quedar con la niña porque la parió ella . Esto enerva a Nuria de la Chica, su ex novia, que no está de acuerdo con que quien dé a luz tenga derecho a mandar. Además, ha querido dejar claro que la niña "quiere estar con sus dos madres" y está preocupada por que la pareja de Mari haya entrado en la casa donde vive porque la pequeña "se ha criado entre mujeres, en un ambiente lésbico y ahora no le puedes meter a un hombre de sopetón."
Raquel Morillas ha llevado la voz cantante en la entrevista. Había temas que Nuria no se atrevía a tocar. Como las supuestas amenazas de muerte que dice haber recibido de la madre de Mari para que no acudiera a un plató con "los papeles". En dichos documentos no figuraba nada especial, tan sólo un parte de lesiones con el que Nuria quiere demostrar que una vez Mari la agredió.
En este punto, Carlos Navarro ha puntualizado los términos. Según la versión de Nuria, forcejearon por las llaves del coche. Para Carlos esto no es una agresión. Una agresión sería "una yoyah". Pero Nuria no ha querido profundizar en este asunto. No quiere problemas con la familia de Mari, puesto que cree que la madre está afectada por todo ya que, desde un primer momento, la echaron de catequesis por tener una hija lesbiana.
Aunque sí que ha dejado claro que sobre la denuncia que tiene ella de "maltrato doméstico" hace referencia tan sólo a que discutían, como así lo habría dejado claro Mari ante la Guardia Civil. No obstante, el juez dictaminó una orden de alejamiento entre ambas.
El novio de Mari
Sobre la nueva pareja de Mari, Mila Ximénez le ha dicho a Nuria que si no se arrepiente de haberse casado con una persona que en el fondo es heterosexual. A la periodista le parece natural que este tipo de gente, con dudas sobre su sexualidad, al final termine yéndose con un hombre. Nuria ha contestado con una sentencia: "El amor no es fácil".
La ruptura por este motivo es especialmente dura para ella. Se trata de un compañero de trabajo de Mari que habría ido a comer con ella a casa en numerosas ocasiones.
Echarla de casa
Otro aspecto duro de su situación es que Mari quiere quedarse con la casa porque es el hogar de la niña que tienen en común cuando, según ha contado Nuria, ella pagó 28 millones con un dinero que le dio su familia y Mari sólo la parte que quedaba hasta 35 millones.