Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Batalla: Antonio Orozco se queda con la personalidad de Jaume

Antonio Orozco eligió la canción de ‘La tortura’ para Jaume Mas y Andrea Beltrán con "la intención fue que los dos estuvieseis a la misma altura”, como ha admitido el mismo coach. Finalmente y aunque con muchas dudas, la personalidad que ha demostrado Jaume enciam de lescenario ha decantado la decisión de Antonio Orozco.

La batalla de Jaume y Andrea: ‘La tortura’

Ambos tenían ganas de subir al ring y, frente a frente, defendieron su propia versión de ‘La Tortura’. Tras la actuación, se ponía en cuestión si el tema era el apropiado para Andrea, pero Orozco, coach de los artistas, explicaba que si él eligió a ambos es porque los dos supieron hacer suyas canciones muy conocidas. Tras verles sobre el escenario, tenía clara su decisión: Orozco se quedaba con Jaume.
Orozco se queda con Jaume

Orozco se defendía ante quienes pensaba que la canción no era la indicada para Andrea: “Puedo haberme equivocado con la canción, si es así tengo que pedir disculpas, la intención fue que los dos estuvieseis a la misma altura”. El coach tenía clara su elección, se quedaba con Jaume.
Jaume, emocionado tras ganar su batalla

La primera reacción del artista tras saber que había ganado su batalla, ha sido abrazar primero a su rival, Andrea y luego a su coach. El artista salía bailando del plató: “Estoy preparadísimo para la siguiente fase y para dar más” y decía estar preparado para más.
Andrea, agradecida con Antonio Orozco

Andrea, tras ser expulsada, se mostraba agradecida: “Quiero agradecer al programa porque había dejado la música aparcada y este programa me ha dado la oportunidad de tener la fuerza de volver a luchar, Antonio gracias por confiar en mí, sé que es un concurso y existía la oportunidad de irme”; “¡Qué grande eres!”, respondía Orozco.