Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesinato de JFK pone punto y final a la miniserie 'Los Kennedy'

En noviembre de 1963, JFK, se desplaza a Texas para limar asperezas entre los sectores liberales y conservadores del Partido Demócrata de cara a su nueva campaña de reelección. Durante la marcha que el presidente realizaba en coche por la ciudad de Dallas, acompañado de su mujer, recibió varios disparos que le causaron la muerte. Tres investigaciones oficiales concluyeron que Lee Harvey Oswald un empleado del almacén Texas School Book Depository, fue el asesino. Una de ellas concluyó que Oswald actuó solo y otra sugirió que actuó al menos con otra persona. El asesinato todavía está sujeto a especulaciones, siendo origen de un gran número de teorías conspirativas.

En 1963, en el estado de Texas, Lyndon Johnson se reúne con Jack para preguntarle si son ciertos los rumores, probablemente difundidos por Bobby, que aseguran que no será nombrado vicepresidente en la siguiente legislatura. Jack le pide que no dé crédito a las habladurías, al tiempo que le promete hacer todo lo que esté en su mano para poner fin a las tensiones entre Johnson y Bobby. Paralelamente, los Kennedy viven otro episodio trágico: la muerte del hijo recién nacido de la pareja tras un complicado parto.
Mientras tanto, Bobby descubre la relación extramatrimonial de Jack con la actriz Marilyn Monroe. Es el hermano del primer mandatario estadounidense quien decide cómo gestionar las numerosas informaciones que le llegan sobre el romance, algo que provoca una cruenta discusión con su esposa Ethel. Por otra parte, mientras se prepara para atentar contra JFK, Lee Harvey Oswarld decide esconder el rifle en el sexto piso del Texas Schoolbook Depository.
El asesinato de JFK y el enlace matrimonial de Jacqueline y Onassis, articulan el argumento principal de la última entrega de la ficción
Tras el funeral de John F. Kennedy en el cementerio nacional de Arlington, Bobby se sume en una honda depresión, ya que considera que algunas de sus decisiones políticas pudieron ser las causantes del asesinato de su hermano. Profundamente afectado por el fallecimiento de su hijo, Joe Kennedy no conseguirá  volver a levantarse de su silla de ruedas. 
Por su parte, Bobby pasa más tiempo junto a Jackie, situación que provoca los celos de Ethel. Posteriormente, Bobby se da cuenta de que su lugar está en casa con su esposa e hijos, al tiempo que Jackie le pide que regrese a la política por el bien del país. Una vez superado el periodo de duelo, Bobby decide seguir los pasos de su hermano y es elegido senador por Nueva York en 1964.
En 1968, el magnate griego Aristóteles Onassis pide a Jacqueline que se case con él, propuesta que ella acepta acaparando nuevamente la atención de los medios de comunicación, mientras Bobby se postula como candidato a la presidencia.  Cuando éste se encuentra en un hotel californiano celebrando su triunfo en las primarias del Partido Demócrata, es asesinado repentinamente.