Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

O Adriana o su empleo

Cuando parece que su relación se encuentra en su mejor momento desde hace meses, Diego se encuentra repentinamente ante una encrucijada de difícil solución: si acude a su cita con la mensajera perderá su empleo en Bulevar.
Tras recibir el manotazo de su hermano, Be queda terriblemente afectada. La joven no da crédito a su actitud y aunque Ángel recapacita y le pide perdón, Be prefiere no escucharle. Ángel insiste y trata de explciarle que su enfado es con Alicia, por quien se siente rechazado.
Cuando las aguas vuelven a su cauce, ambos visitan a Alicia para averiguar la razón de su ausencia, pero Alicia se muestra tan suficiente que provoca nuevamente la ira de Angel.
Be, harta de los continuos desplantes de su madre se pone del lado de su hermano y le defiende de su madre. Afortunadmente, la actitud de sus hijos hace recapacitar a la presidenta del BCA que finalmente decide ofrecer a Angel un puesto de administrativo en su banco.
Sin embargo, eso no es lo que esperaba Ángel, que se había ilusionado con la idea de formar parte de la vida de Alicia y con la posibilidad de que su madre llegara a reconocerle. El joven se siente nuevamente ninguneado, e interpreta que Alicia sólo le ofrece las migajas.
Mientras, Diego invita a Adriana a comer a su casa, simulando que es un gran cocinero. Aunque realmetne, no tiene ni idea de cocinar, Diego está muy ilusionado con este nuevo acercamiento a la mensajera por lo que intenta ponerse al día en el mundo culinario en apenas unas horas: ve programas de cocina, pide recetas a Olarte, lo que sea con tal de que su cita con Adriana sea perfecta.
Adriana acaba descubriendo su ignorancia. A pesar de todo, Diego sigue en sus trece y no piensa dar la razón a Adri: él cocinará para su amada, lo que agrada a la joven.
Sin embargo, Isabel recuerda a Diego que tiene pendiente un trabajo urgente y se enfrenta a un dilema bastante complicado: si acude a su cita con Adriana perderá su empleo.
Por su parte, a pesar de la oposición de Richard, Chali ayuda a Lolo a presentarse al casting para actor. Para ello consigue que Richard le firme sin darse cuenta la pertinente autorización. Con lo que no contaban, era con la repentina aparición de Richard cuando ellos se dirigen al a prueba. La actitud de Chali provoca una tensión máxima entre la presidenta y el creativo. 
Por otro lado, desde la llegada de Isabel, Bulevar parece ir viento en popa. Tan confiada está la presidenta, que no duda en anunciar que Bulevar 21aumentará su tirada. Lo que no esperaba era encontrarse con la oposición de Noelia, que tratará poner a Isabel de su lado. Sin embargo, Noelia no contaba con que la nueva directora de Bulevar apoya al 100% la decisión de su presidenta. 
Despechada por su nuevo fracaso, la directora de Marketing decide iniciar nuevas acciones por su cuenta. Noelia visita a Alicia y le pide que se haga de una vez con la revista. La presidenta del BCA su muestra muy favorable al discurso de Noelia pero le dice que no puede precipitar las cosas, primero debe concretar la fusión de su banco con otro.
Nacho sigue tan obsesionado con el sobre que le dio isabel, que anda con la cabeza en otro sitio. Isabel se lo recrimina, lo que hace que Nacho monte en cólera y acabe abriendo el dichoso sobre. Se encuentra con un desconcertante mensaje.Nacho, enloquecido, ya no sabe qué pensar de las intenciones de Isabel.