Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio del Castillo: "El intento de suicidio de Miguel Carcaño es una pamplina"

Dos novedades en el caso de Marta del Castillo han vuelto a poner en duda la última versión de los hechos que dio Miguel Carcaño. Dijo que el cuerpo de Marta había sido arrojado a un contendor tras ser forzada sexualmente amenazada con una navaja. Esa arma blanca apareció en una alcantarilla cercana al domicilio de León XIII donde Miguel, el principal detenido, confesó haber abusado de ella y haberla estrangulado su amigo el Cuco, también imputado e ingresado en un centro de menores. No obstante, la investigación ya cuenta con los resultados de las pruebas científicas que podrían haber corroborado esta versión, pero no aclaran nada: No hay restos del perfil genético de Marta ni en el contenedor ni en la navaja.
Ante estos datos el padre de la víctima, Antonio del Castillo, insiste en lo que ha venido declarando durante las últimas tres cuartas partes de la investigación: el principal acusado miente y está encubriendo a alguien a quien teme más que a la policía. Hasta tal punto ha llegado la indignación de este hombre, tras conocerse el intento de suicidio de Miguel Carcaño en prisión, lo ha tachado de "pamplina" y le ha lanzado un mensaje: "que diga dónde está el cuerpo de mi hija y que luego haga lo que quiera, a mí la verdad es que me da igual".
Son muchos días ya de búsqueda y el padre de Marta está desasosegado. le ha entrevistado en el plató de y Antonio del Castillo ha explicado que, tras no encontrar el cuerpo de su hija en el Guadalquivir, donde dijeron que lo habían arrojado en las primeras declaraciones, ahora sospecha que la búsqueda en el vertedero será baldía y que, de nuevo, se trata de una mentira. De hecho, relaciona el intento de suicidio como una forma de tratar de dar credibilidad a su confesión. Nacho Abad Rojo y Negro
Eso sí, en cualquier caso, se ha quejado de que sólo haya ocho agentes buscando en Alcalá de Guadaira, según le han contado. Preferiría que se contase con más efectivos "para acabar con esto cuanto antes". Aunque confía en las palabras del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que le prometió que no se escatimarían medios en la búsqueda de su hija hasta dar con ella.
La presunta violación
Sobre el supuesto abuso sexual, Antonio del Castillo cree que Miguel ha relatado así los hechos para quitarse de en medio en el posible asesinato de la chica, pero sin saber que estaba acusándose de un delito de encubridor. En cuanto al Cuco, el menor implicado en la última versión de Miguel y que, tras ser detenido, confesó haber participado a la hora de deshacerse del cuerpo aunque luego lo haya negado en versiones posteriores, el padre de Marta entiende a sus padres cuando lo defienden, pero puntualiza: "que no lo pongan como un niño obediente que a las once estaba en casa, porque he hablado con sus amigos y dicen que a las tres de la mañana andaba por ahí, y además era un chico de llevar navaja".
En definitiva, el padre de Marta está convencido de que los involucrados se ponen de acuerdo a la hora de dar las versiones: "he visto que tienen una televisión en la celda y han hecho llamadas de teléfono". No en vano, "si pudieron ponerse de acuerdo en detalles como que pasó una moto cuando arrojaron a Marta al río...". Aunque ahora nieguen ese hecho, e incluso, como en el caso de Samuel, amigo de Miguel y de Marta y también detenido, haya presentado testigos que le facilitan una coartada