Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bea y Álvaro, un amor imposible

Después de más de un año de idas y venidas, Álvaro se da cuenta de que Bea es la mujer de su vida. Sin embargo, ya es tarde, la secretaria ha descubierto las mentiras de su jefe y decide poner punto y final a la relación.
Después de pasar toda su vida estudiando, Beatriz  Pérez Pinzón inicia su andadura profesional en Bulevar 21, una revista de moda en la que no encaja. A pesar de su formación, y consciente de las limitaciones que le impone su aspecto, Bea acepta un puesto muy por debajo de sus capacidades y a pesar de no encajar en el planeta fashion, la joven se convierte en la secretaria de Álvaro Aguilar, el director de la publicación.
La nueva secretaria se convierte desde ese momento en la mano derecha del señor Aguilar  y sin quererlo pasa a estar en el punto de mira de algunos de los empleados de Bulevard, sobre todo de Richard, Cayetana y Bárbara. A pesar de las burlas, gracias a su buen hacer y su trabajo, Bea se gana el respeto de su jefe, quien la defiende constantemente frente a todos.
Poco a poco, Bea va descubriendo en su jefe a una gran persona, detallista y que la trata de forma especial y diferente al resto. En poco tiempo, la fidelidad y lealtad hacia él se transforman en amor, un sentimiento que la joven esconde frente a todos consciente de las burlas que esta noticia desataría entre sus enemigos y creyendo firmemente que una persona como Álvaro jamás se podría enamorar de ella.
Sin embargo, aunque Bea no es correspondida, Álvaro demuestra un cariño incondicional y una confianza total  hacia su secretaria. Es así, como meses después y con la revista en una situación crítica, Bea se ve involucrada en una situación ilegal. Algunas decisiones equivocadas de Álvaro y los intentos por hacerse con el poder en la revista llevarían a la cabecera a un precipcio.
Es entonces cuandoÁlvaro, consciente ya del amor de Bea, aprovecha para ponerla en una situación comprometida. Inicia entonces una falsa relación con ella y la hace creer que sus sentimientos son correspondidos. Es así como la secretaria acepta ser la presidenta de una empresa fantasma para poder desviar los fondos de Bulevar 21 y falsear las cuentas de la revista.
Bea es plenamente feliz, jamás hubiera creído que Álvaro pusiera sus ojos en ella y ni siquiera se opone a mantener la relación en secreto. Ciega de amor no piensa en las consecuencias de lo que su jefe le propone y acepta sin reservas.
Por su parte, él mantiene una relación paralela con Cayetanapero poco a poco se va sintiendo cada vez más a gusto con su desgarbada secretaria. Sin darse cuenta, sus sentimientos van cambiando y acaba enamorado de ella contra su voluntad y  a pesar de negarlo constantemente. Finalmente, no puede negarse más lo que siente y tras varios meses la pareja vive su primer encuentro amoroso. Es ahora cuando Álvaro y Bea disfrutan de su mejor momento desde que están juntos.
Sin embargo, la desconfianza ante la situación que vive la revista y el embargo de ésta provocan la ruptura de la pareja. Bea descubre la trama de Álvaro para desviar los fondos y salir indemne de los problemas que ha provocado. Es entonces cuando decide aliarse con Sandra de la Vega para hacerse con el control de la revista. Consciente de que ha perdido el amor de la mujer de su vida, Álvaro trata de pedir perdón a Bea, pero la secretaria no acepta las disculpas.
Bea, muy dolida con Álvaro y a pesar de que parecía que flaqueaba en algunos momentos, se ha mantenido firme en su decisión y no ha vuelto con su ex jefe, que ahora se encuentra en la cárcel tras autoinculparse de toda la situación de la revista. Desde ese momento la situación entre la pareja se ha ido complicando, sobre todo con la aparición de Nacho, un antiguo compañero de clase.