Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El malentendido entre Carmen Tello y Naty Abascal, ¿solucionado?

Polémica entre Carmen Tello y Naty AbascalGtres

El supuesto malentendido entre Naty Abascal y la mejor amiga de la Duquesa de Alba, Carmen Tello, parece haberse solucionado…aunque no todos se creen la reconciliación. Según Vanitatis.com, todo se inició cuando Naty decidió organizar un almuerzo para homenajear a Cayetana tras su boda con Alfonso Díez en su casa sevillana, perteneciente a los Medinaceli.

La página web informa de que la duquesa se mostró encantada. En la comida se encontró con todas sus amistades que en ese momento estaban en Sevilla y pudieron acudir, menos con una: su amiga y confidente, mujer de Curro Romero, Carmen Tello.
Esta ausencia no pasó inadvertida y rápidamente se corrió la voz del ‘feo’ de Naty a Carmen. Según Vanitatis.com, la bola de nieve fue creciendo y los comentarios no se hicieron esperar, argumentando que "Naty no quiere que nadie la haga sombra y por eso no la ha invitado”. "Naty ha encontrado en la duquesa un filón para sus business". "Naty quiere al duque para hacerle los estilismos", decían otros.
Hasta tal punto estaban llegando los comentarios que Naty decidió contactar con Carmen y contarle lo que había ocurrido. Vanitatis explica que Carmen había sido invitada como así constaba en los numerosos mensajes de voz y de texto que había dejado en un número de teléfono, que se suponía era de Carmen. Incluso se lo comentó a la duquesa, que no había recibido respuesta y que si ella sabía si la amiga común iría al almuerzo.
Cayetana se olvidó de darle el recado y Naty dio por sentado que Carmen tenía otros planes y, por lo tanto, no se preocupó…hasta que llegaron los rumores. Y quiso solucionarlo llamándola por teléfono para explicarle lo que había ocurrido: "¡¡Cómo pueden pensar que no te iba a invitar!! Carmen, no sabes cómo siento el malentendido". Una vez arreglada la situación, las relaciones han vuelto a ser fluidas, aunque sigue habiendo amigos comunes que no se creen el relato oficial.