Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Claudio sale de la cárcel

Diego convence a Chali para que ofrezca a Claudio un contrato laboral y, de esta manera, pueda salir de prisión hasta que se celebre el juicio. De la Vega ha tocado la fibra sensible de Chali al nombrar a Chegue y, en el último momento, decide ayudar a Adri y a su padre. La dueña del San Pancracio le firma el contrato, pero no va a ser todo de color de rosa...
Debido a la oferta de trabajo que Chali le hace a Claudio, el juez accede a dejarle en libertad condicional a la espera de juicio. La vuelta a casa de su padre hace que Adriana se convierta en la mujer más feliz del mundo, al contrario que Diego, al que el sentimiento de culpa le tiene totalmente amargado y más cuando su suegro se empeña en agradecerle a todas horas lo que ha hecho por él.
Por su parte, Claudio quiere recuperar el tiempo perdido y retomar su vida donde la dejó antes de entrar en prisión, aunque eso no le va a resultar nada fácil.
La negativa del futuro alcalde, Carlos Banderas, a colaborar con Alicia en sus trapicheos hace que ésta le declare inmediatamente como su peor enemigo y no dudará en utilizar a sus hijos para acabar con él.
Por último, Noelia ya no puede ocultar la enorme atracción que siente por Nacho y decide iniciar el acoso y derribo, aunque, de momento, no obtiene muy buenos resultados.