Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Claves para la boda perfecta

Celebra tu bodaTELECINCO.ES
El artículo más importante que comprarás para tu boda será  una agenda. Y es que, antes de que llegue el día, hay algunas cosas que decidir, mucha gente con quien contactar y numerosas citas que cumplir.  Una de las claves para celebrar la boda perfecta es llevar una meticulosa organización. Así que el primer paso será comprarla  y marcar la fecha del enlace.La boda es por definición una celebración.

Una de las primeras preguntas que se hace la pareja es con quién quiere compartir este día. Confeccionar la lista de asistentes supone un manifiesto de cómo será la ceremonia; familiar, íntima o multitudinaria.
Del número de invitados no depende únicamente el presupuesto sino tener o no acceso a  determinados espacios donde celebrar la boda. Por eso es importante que esta tarea se lleve a cabo concienzudamente.  Aunque tres meses son suficientes para enviar las correspondientes invitaciones, la lista de invitados tiene que estar preparada prácticamente desde el principio.
1 El entorno siempre condiciona el resultado, por eso la elección del espacio donde se celebrará la boda es una de las decisiones más importantes que tendrá que tomar la pareja. Probablemente ya tengan claro que tipo de ceremonia quieren, civil o religiosa. Sin embargo, esto no es suficiente.
Actualmente las bodas no se reducen al juzgado o la iglesia, sino que ante los novios se abren un sinfín de posibilidades: fincas, masías, haciendas y cortijos, caseríos, jardines e incluso castillos están a disposición de la pareja.
La fotogenia del sitio es importante, pero no hay que olvidar que lo que se pretende es celebrarlo con más gente. Si el lugar no es suficientemente accesible sería conveniente pensar en el transporte de los invitados. Muchos otros elementos de la ceremonia dependen de la elección del lugar. Por eso, está será la primera tarea que habrá que anotar en la agenda.

Elegir el banquete es de las cosas más complicadas, pues no sólo debe agradar a los novios sino también al resto de los invitados. En las bodas familiares o íntimas esto suele ser más fácil pues, aunque con ciertas desviaciones, normalmente se conocen los gustos generales de los inviados. No obstante esto no es lo más común.
Probar, dar alternativas al comensal y dejarse aconsejar son las claves del éxito para fijar un menú redondo.
El dónde se realiza el banquete es casi tan importante como lo que se sirve en él. Cada vez hay menos limitaciones en este sentido pues las posibilidades se amplían y, por si fuera poco, siempre existe la posibilidad de contratar un catering para que el banquete llegue a ti sin necesidad de desplazarte.

La elección del traje es lo más esperado por la novia. No puede tratarse de cualquier vestido de novia, tiene que ser 'el vestido'. A medida, confeccionado, blanco, hueso, marfil, con o sin velo... Son numerosas las decisiones que hay que tomar para encontrar el traje más adecuado. Aunque la novia ya tenga claros cuales son las características del vestido de sus sueños, lo mejor es probar.
2 La solución más eficiente para encontrar el traje adecuado es empezar a buscar con tiempo suficiente. Normalmente se marcan unos 9 meses y, aunque pueda parecer un tiempo excesivo, no conviene retrasarlo ya que supone un giro importante en la construcción del resto de la celebración. Según el modelo se escogen los complementos, el peinado, el maquillaje, el ramo e incluso los adornos florales.

Los elementos decorativos, las invitaciones, el transporte de los novios y los invitados no son cosas que se puedan dejar al azar. Aquí es donde la pareja aporta su toque personal a la ceremonia, desde la elección o diseño de las invitaciones hasta los elementos florales que adornarán el enlace, muestran la personalidad de la pareja.
Por eso, aunque siempre viene bien el asesoramiento profesional, será aquí donde los novios deberán poner mayor ahínco.
Si lo que buscas es hacer de tu enlace algo muy original , personalizándolo puedes recurrir a varias ideas: crear una página web sobre la boda, presentar muñecos nupciales personalizados  o mostrar a tus invitados el vídeo de tu vida.
Si por el contrario, lo que buscas es sorprender puedes incluir un espectáculo de magia o llevar fuentes de chocolate que endulcen el banquete. En fin, prácticamente lo que se te ocurra
Tranquilidad y entusiasmo
Son muchos los preparativos que hay que hacer y, pese a la planificación previa, normalmente el tiempo es reducido. El entusiasmo se tiene desde que se fija la fecha, sin embargo para que no se vea minado hay que tomarse todos los preparativos con una actitud positiva y mucha tranquilidad ante los imprevistos.
Si, pese a los esfuerzos, el ajetreo no permite cumplir estos requisitos, será necesario tomar medidas urgentes para que esto no se vea reflejado negativamente el día de la boda.
Reserva un día en la agenda para descansar y si no puedes con todo no dudes en acudir a profesionales, puedes contratar servicios integrales de organización o un asesoramiento parcial para recibir ayuda en las tareas más pesadas.