Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Hombres orgullosos practicando sexo feliz"

Cuando abres por primera vez un libro, nunca sabes con lo que te vas a encontrar dentro y, sin embargo, quieres que te atrape desde la primera página. La editorial Taschen lo ha logrado al publicar este impresionante volumen de 666 páginas, una lujosa edición sobre la obra del ilustrador Touko Laaksonen, más conocido como Tom of Finland.
1000 imágenes
editora Dian Hanson,
Fundación Tom of Finland de Los Ángeles y por colecciones privadas de Europa y EEUU
Más vivo que nunca
En torno a la figura de Laaksonen se ha creado toda una leyenda. Sus dibujos que exceden lo explícito, sexo gay puro y duro contado con tinta y papel no sólo transmiten ternura sino también simplicidad y bravura en sus imágenes; hombres con cuerpos fornidos pero rostros suaves y alegres representan las fantasías sexuales del autor.
Derrocha realismo en cada una de sus pinturas con sus personajes más comunes: leñadores, policías, soldados, vaqueros, marineros, carceleros... Ilustraciones que rozan la perfección en muchos casos, por lo que se consideran obras de un gran valor artístico, aunque como él mismo afirmó, su fin era otro muy diferente: el pornográfico. Durk Dehner, presidente y cofundador de la Fundación Tom of Finland cuenta sobre el artista finlandés que "él siempre decía que su propia excitación sexual era el catalizador de su obra, motivaba su espíritu y su mente para crear a sus hombres magníficos".
De esta manera, sus jóvenes atléticos lucen siempre músculos voluminosos y muestran su sexualidad con naturalidad, superhombres en poses viriles con un claro objetivo: buscar la excitación del espectador. Así son las ilustraciones de Tom of Finland, cuadros que intentan transmitir sensualidad, erotismo vivo para el que las observa. Quien piensa que sólo están dedicados al mundo gay están equivocados, ya que el dibujante finlandés crea piezas únicas, llenas de detalles que también los heteros atentos pueden disfrutar.
La vida de Laaksonen (Kaarina 1920-Helsinki 1991)
Comenzó a pintar historietas con sólo cinco años en su pueblo natal Kaarina, sus personajes preferidos eran campesinos, granjeros... Siempre hombres, nunca le interesaron las figuras femeninas. Con 19 años se traslada a Helsinki para comenzar sus estudios en la Escuela de Arte, pero comienza la II Guerra Mundial y Touko es reclutado. De ahí su fuerte obsesión por los hombres de uniforme, el contacto directo con el mundo militar le sirve de inspiración para gran parte de su inmensa obra artística. A principios de los años 50 trabaja para una empresa publicitaria y no es hasta 1957 cuando la revista 'Physique Pictorial' publica alguna de sus ilustraciones, donde aparecen escenas de sexo gay con una gran carga erótica. Hoy, las portadas de esta revista americana forman parte de los fondos del Museo de Arte Moderno de Nueva York y ademásn cuentan con una colección permanente del autor.
Entre 1968 y 1986 publicó la tira cómica 'Kake' (26 historietas, también editadas por Taschen bajo el título 'The Complete Kake Comics') protagonizadas por un corpulento motociclista vestido con pantalones estrechos de cuero y un bigote muy poblado. Este personaje le lanzó a la fama y le convirtió en un icono gay, personaje muy imitado en los años 70 y 80 por su vestimenta, un look trabajosamente estudiado por el artista.
En una ocasión le preguntaron si se avergonzaba de su trabajo y estas fueron sus palabras: "He trabajado muy duro para asegurarme que los hombres que dibujo fueran hombres orgullosos practicando sexo feliz".
El gran legado dejado por Tom ha servido para fundar los cimientos de la comunidad gay en todo el mundo. Su estética fácilmente reconocible ha hecho que se convierta en el dibujante gay más importante de la historia. Transformando lo extremadamente erótico en un arte.